[ Cerrar ]

2 millones de pobres más en México; pero a la vanguardia en medición de pobreza


Publicado el 10 de Agosto del 2015 9:44 a.m. OPINIÓNISTAR MEZA



 

Valorar la pobreza en el desarrollo de políticas públicas va más allá del tema económico, según México y Colombia son países a la vanguardia, pioneros en su medición multidimensional, en el último informe del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), Medición de la Pobreza en México 2014, se muestra una ligera reducción en la pobreza extrema,  los datos muestran que entre 2012 y 2014 se redujo ligeramente de 9.8% a 9.5%, sin embargo, la población pobre aumentó de 45.5% a 46.2% del total por lo que es alarmante que en dos años, el país tenga 2 millones más de pobres.

Se deben enfocar los esfuerzos para incrementar los niveles de crecimiento en aquellas entidades que se han quedado rezagadas, ya que la pobreza no es un tema generalizado en el país; en el caso de Sinaloa, resultó ser uno de los 14 estados en los que aumento el nivel de pobreza extrema, se percibe una situación complicada para el año que viene, por esto se debe analizar con toda exactitud el paquete fiscal que presentará el gobierno y considerar con responsabilidad el denominado Presupuesto Base Cero, así como las implicaciones del mismo, se deben de impulsar acciones que estimulen verdaderamente un desarrollo y crecimiento.

Lo cierto es que el documento del Coneval demuestra el fracaso histórico en términos de desarrollo, pues en poco más de dos décadas, el país no ha crecido más del 2% en su PIB y el porcentaje de pobres se mantiene idéntico o incluso en aumento, se van a cumplir ya 30 años etiquetando cientos de miles de millones de pesos para gasto social que no han registrado resultados contundentes, sin embargo, es más preocupante que se celebra el hecho de que se está a la delantera en la medición de pobreza y se subestima el verdadero problema, pues que ganancias se obtienen de saber en qué porcentaje de miseria nos encontramos si no se está trabajando en un combate eficiente de la misma.

El ingreso promedio de los hogares en México, cayó 3.5% en términos reales entre 2012 y 2014, según Coneval. Este es sólo un signo más del estancamiento de los salarios en el país, lo que añade presión a las autoridades para anunciar en septiembre un comité que estudie el salario mínimo.

Se dice que el problema económico del país está incentivado por el excesivo gasto que se hizo durante las campañas electorales, sin dejar atrás el gran impacto negativo que tuvo la reforma fiscal, es claro que hay una contracción que está deteniendo la actividad económica, la falta del poder adquisitivo de los mexicanos y por eso se insiste en que hay que corregir con estrategias y prevenir la pérdida la falta de actividad económica.

Se ha dicho que las reformas estructurales impulsadas por el presidente Enrique Peña Nieto, están orientadas a incrementar las capacidades productivas del país, a que las generaciones futuras se desarrollen con una educación de calidad y que los niveles de ingreso de los hogares mejoren con el impulso productivo de las personas y así las oportunidades para acceder a empleos de calidad y bien remunerados mejoren, sin embargo, de no cumplirse estas condiciones, los niveles de pobreza en México no se reducirán.

Así es que se puede decir que el camino más efectivo para combatir la pobreza se centra en construir políticas públicas que generen empleo y crecimiento económico, desviadas de propósitos interesados, fijando metas que reduzcan el número de pobres anualmente. Asimismo liberar el salario mínimo del rezago en que se mantiene, tener realmente la voluntad de entrar al problema a fondo y combatirlo de raíz, es ésta la discusión económica que se debe garantizar.

Se dice que estamos frente a una clara desigualdad en las políticas públicas de la élite que impone al poder económico y político para su beneficio, legalizando políticas favorables para los de mayores ingresos, política fiscal diseñada para impedir efectos redistributivos contradictoria a una economía desigual; el poder de compra del salario mínimo disminuyó drásticamente en las últimas décadas, la férrea política pro-empresariado mantiene al salario mínimo debajo de la línea de pobreza; canasta básica inalcanzable, desconsideración a la Constitución.

Aplaudir la vanguardia en la medición de pobreza a pesar de la falta de trabajo claro en eficientes campañas para combatirla, es engrandecer al círculo consumidor que gobierna para sus intereses, y no es que la política social sea insuficiente para atacar la pobreza, es la política pública deliberada que establece el monopolio de la riqueza nacional como su objetivo central, mediante complicidades con funcionarios en una descomposición que incorpora a políticos, funcionarios y empresarios a la influencia dominante. 

istar.meza@gmail.com

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.