[ Cerrar ]

Abstención y votos nulos; elección de los sinaloenses


Publicado el 15 de Junio del 2015 9:40 a.m. OPINIÓNISTAR MEZA



 

Desde que comenzó el proceso electoral 2015 se justificó el abstencionismo por ser elecciones intermedias, sin embargo este fenómeno superó las cifras que se tenían esperadas; uno de los factores que tal vez influyeron en que la gente no quisiera salir a votar es la falta de confianza que tiene en los partidos políticos, en el desgaste que se llevó la ciudadanía con tantos días de campaña en donde sus spots de radio y televisión eran tediosos y sin mensajes positivos.

Fue evidente que los partidos políticos no se preocuparon por motivar a la ciudadanía en la asistencia a las urnas, sino que se enfocaron en demeritar a sus contrincantes esperanzados a que con esto la gente votara a su favor, cosa que es claro que no sucedió, incluso muchas personas ni siquiera sabían quienes eran los candidatos pertenecientes de acuerdo a su distrito y mucho menos sabían que las elecciones eran para decidir quien los representaría en la Cámara de Diputados.

Fueron variados los  factores que influyeron para que estas elecciones se vieran tan frías,  con tan poca participación de los electores, desinformadas y desinteresadas por parte de los votantes, por lo que seguramente para los próximos comicios se tendrán que idear nuevas estrategias, porque fue más claro que el agua que las pasadas no fueron las mejores.

Ahora el ciudadano debe de prepararse para las elecciones que se llevarán a cabo el siguiente año, pues hay que recordar que para el 2016 se elegirá al nuevo Gobernador del Estado, Presidente Municipal y Diputados Locales, así es que los partidos tendrán que ingeniarse nuevas estrategias que logren atrapar al elector y lo puedan convencer, primero de asistir a votar y luego de que elija a su partido.

Según los datos que proporciono el consejero del INE en Sinaloa, Miguel Ángel Ochoa Aldana, el Estado  se ubicó en el 4 lugar con mayor abstencionismo, con una participación del 38 por ciento, siendo muy baja, en este sentido es sumamente importante motivar a la ciudadanía, para que se sienta participativa, sin embargo, falta comunicación, falta trabajar en base a planes,  por lo que no se da la intención de votar y no se refleja la participación.

Algo sumamente importante que como ciudadano debe de considerar es que el abstencionismo es un mal que nos aqueja hoy en día y que no es la solución ante los diferentes tipos de problemas sociales que hay, que sí bien es cierto que los sports son parte de la mercadotecnia, tienen cierta razón.

El abstencionismo, más que la anulación de votos, es la forma que los ciudadanos han adoptado para expresar su desencanto con la clase política, pero la realidad es que si quiere cambiar a México tiene que comenzar por usted, por informarse, por elegir quién quiere que decida por usted, en este caso en la Cámara de Diputados en San Lázaro, el próximo año en el Estado como Gobernante.

Algo que también estuvo muy presente en el estado fueron los votos nulos, que incluso fueron más que los que se sufragiaron por ciertos partidos políticos, el denominado voto de castigo rompió la tendencia de las últimas tres elecciones intermedias, ahora la pregunta es ¿Qué sigue? ¿Cuál es nuestra labor como sociedad?

Ahora bien, debe hacerse el enfoque de manera más individualizada: por municipio o distrito, pues cada uno puede revestir peculiaridades o ingredientes que no se dan en otros lugares. El clima de violencia imperante en ciertas regiones y el generalizado hartazgo ciudadano respecto a los partidos políticos,la promoción abierta para anular deliberadamente el voto, la baja aceptación hacia el desempeño e imagen de las actuales autoridades, son aspectos de los que se esperaba influyeran de una u otra forma en la votación. Pero cada uno de los cuales no debe interpretarse de manera aislada o fuera del contexto de lo inherente al distrito o municipio en análisis.

La realidad es que el voto nulo no puede expresar nada y su emisión no tiene mayor consecuencia. La nulidad es una sanción que la ley impone a quien no supo cómo votar y precisamente por ese exclusivo motivo.  En el momento mismo de su anulación la boleta en que se emitió deja de de ser voto y no tiene ya consecuencia o efecto alguno.

En la elección, la expresión del votante queda oprimida a manifestar su preferencia sobre los candidatos que contiene la boleta, ni siquiera puede extenderse a quien no aparezca en ella, pues estaría viciado de nulidad el voto. Si se desea expresar cambios, hay que hacerlo en otras formas y  escenarios. 

De igual manera pueden ser diversos los factores que intervienen ante la ejecución de un voto nulo y es verdad que es mejor asistir a emitir un sufragio pensado, reflexionado, pero que sea realizado, ejerza su derecho constitucional, ahí si que como dice el Gobernador, Sinaloa es tarea de todos. 

 

istar.meza@gmail.com

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.