[ Cerrar ]

“Acerca de ‘Anti’- Corrupción”


Publicado el 11 de Septiembre del 2017 9:36 a.m. OPINIÓNEl Clarín



Por: Juan Bernardo Martínez Ventura

 

El 27 de mayo de 2015 se publicó la reforma constitucional que creó el Sistema Nacional Anticorrupción. El 18 de julio de 2016 fueron publicadas en el Diario Oficial de Federación las leyes secundarias que dan vida al Sistema Nacional Anticorrupción. Ahora, a partir del 19 de julio de 2017, inició oficialmente el funcionamiento de una compleja estructura que ha llevado más de tres años construir, esta estructura es un Órgano de Gobierno, en el que se involucran los tres poderes y no es sencillo de comprender por el ciudadano promedio, a pesar que se propone que sea un órgano muy al servicio de la ciudadanía: El Sistema Nacional Anticorrupción, el cual describiré en adelante, a grosso modo, para después analizarlo.

El Sistema Nacional Anticorrupción estará formado por el conjunto de un Comité Coordinador, un Consejo Nacional para la Ética Pública y un Comité de Participación Ciudadana. El finde esta conformación es para prevenir, corregir y combatir  la corrupción, así como promover la integridad pública (cualquier cosa que quiera decir eso). El Consejo Nacional para la Ética Pública a su vez, estará presidido por el presidente de la República, y conformado por el ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el auditor Superior dela Federación, los presidentes de las mesas directivas de cada una de las cámaras del Congreso de la Unión, los titulares de los órganos constitucionales autónomos en el ámbito federal, el presidente del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, los titulares de los Poderes Ejecutivos de las Entidades Federativas y los integrantes del Comité de Participación Ciudadana. La Auditoría Superior de la Federación investigará las faltas administrativas graves y los hechos de corrupción “en tiempo real” y en caso de sustanciar tales faltas promoverá las recomendaciones y sanciones administrativas o penales correspondientes según la gravedad del acto. Por su parte el Tribunal Federal de Justicia Administrativa dictará sus fallos y resoluciones. Entonces la Auditoria Superior de la Federación, la Secretaría de la Función Pública y el Tribunal Federal serán los responsables de auditar e investigar posibles actos decorrupción en el uso de los recursos públicos (Aunque el presidente de la República puede nombrar y remover a secretarios de estado, el titular propuesto para la Secretaría de la Función Pública, tendrá que ser ratificado por el Senado). Con el voto de las dos terceras partes de los diputados presentes (en alguna reunión al respecto), se designará a los auditores titulares de los órganos de control interno de las dependencias federales y de los organismos constitucionales autónomos, por medio de una terna que será propuesta por los titulares delas entidades de gobierno y organismos constitucionales autónomos. Principalmente serán investigadas cualquier sospecha de enriquecimiento ilícito de funcionarios públicos y de las empresas contratadas por el gobierno. Y también la Auditoría Superior de la Federación podrá investigar el uso de los recursos provenientes de las participaciones federales, que son repartidos entre los estados.

Así funciona, pero quiero colocar dos detalles adicionales: El primero es que en el Sistema Nacional Anticorrupción se establece que el presidente de la República no podrá ser acusado por actos de corrupción, debido a que en el artículo 108 Constitucional dice que, durante su periodo, SÓLO podrá ser acusado por traición a la patria y delitos graves del orden común. El segundo detalle es que no se especifica el concepto de CORRUPCIÓN y lo manejan como si fuera del dominio general o popular, como si  no fuera importante determinar el significado y concepto de la palabra que califica el delito a perseguir, dando oportunidad a la interpretación conveniente y no colocándolo desde un inicio como “delito de corrupción” sino como “acto de corrupción”.

La enormidad y complejidad con la que se ha estructurado y construido este Sistema Nacional Anticorrupción, sumado a las eventualidades y circunstancias necesarias para su creación ha costado tiene un precio y costo para el país. También aumenta y fertiliza el terreno para que la política corrupta y con intereses personales tenga mayor oportunidad de desarrollo e influencia. Dejando muchos recovecos y salidas para que la corrupción continúe, se rediseñe y sea aplicada tanto como les sea permitido.

Este gigante sistema fue creado sólo para cuidar dinero, los fondos públicos. Pero no para realmente combatir la corrupción en el comportamiento y trabajo de los funcionarios y servidores públicos. En ninguna parte del sistema hay un ingrediente de bondad o buenas intenciones. En toda esta maraña organizacional también está su decadencia, y como ya lo estamos viendo, distrae la atención de la sociedad quitando de la mira lo realmente importante para la población. Y NO ES importante para el pueblo que los políticos, empresarios y gobernantes no se hagan ricos a costa del pueblo, LO QUE SÍ ES IMPORTANTE para el pueblo es salir de la pobreza y tener un gobierno con políticos que sean íntegros y honestos, no porque los vigilen, sino porque así sea su naturaleza.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.