[ Cerrar ]

“ACERCA DE LA CORRUPCIÓN“


Publicado el 27 de Marzo del 2017 10:27 a.m. OPINIÓNEl Clarín Por: Juan Bernardo Martínez Ventura



Juan Bernardo Martínez Ventura

Un gran problema del gobierno mexicano parece ser una característica necesaria del mismo: La corrupción. Aunque se considere un “problema muy fuerte” en México, parece que así como la pobreza, es necesaria su existencia para que el gobierno funcione. Incluso en México se crean políticas y oficinas dedicadas especialmente al combate de la corrupción, a modo irónico podría decirse, porque son los mismos políticos, combatiendo sus modos usuales de generar beneficios personales.

La corrupción está presente en todos los aspectos de la vida nacional, y en todos los estratos económicos y sociales, en pequeña o en gran medida de intercambio financiero o de algún tipo de bien, a cambio de alguna concesión, favor, acreditación o beneficio personal o empresarial, el que normalmente no podría ser llevado a cabo. La corrupción “ayuda” a la realización de prohibiciones o “facilitación” de metas. La corrupción es el camino corto o atajo al cumplimiento de deseos difíciles o imposibles de obtener. Es un modo ilegal de ganar dinero por parte de los gobernantes, y es un modo ilegal de obtener beneficios por parte de los ciudadanos.

Hay algo aún más penoso que la corrupción, y es el robo DISFRAZADO de corrupción; por ejemplo, como el que un gobernador fabrique empresas “fantasma” y les asigne millonarios presupuestos y que junto con sus compinches se repartan ése dinero, ESO ES ROBO (y pasa todo el tiempo en todos los estados). Y sí, por supuesto que estos robos son algo corrupto, pero esto es robo intencionado, desmedido, cínico, pero no es precisamente corrupción, y repetimos: sí es algo corrupto.

Y ¿por qué me interesa notar la diferencia entre corrupción y corrupto? Porque son cosas diferentes. Por una parte CORRUPCIÓN viene del latín corruptio (de alteración, soborno, de echar a perder, de podrido) que aplicado en el gobierno,  es el mal uso del poder público para conseguir una ventaja ilegítima, generalmente secreta y privada. Y por otro lado CORRUPTO viene de “co” un prefijo latino que significa unión, compañía, y de “erratus” (de error), que al inicio de su uso se pronunciaba “coerrupto”, y que finalmente significaba “que camina con errores” y se aplicó a las personas que caminaban errantes y a pesar de sus errores funcionaban, aplicado en el gobierno corrupto, el gobierno tiene errores y funciona con ellos. Ya colocando las dos palabras y entendiendo su correcto significado, tenemos que “Un gobierno corrupto  permite la corrupción, y aún así funciona”. Ciertamente mal funciona.

Tanto el gobierno corrupto como la corrupción que desarrollan no son algo eterno y todo poderoso como para no eliminarlas. El problema está en el SISTEMA DE GOBIERTO CORRUPTO, es decir, lleno de errores de procedimientos que en lugar de quitarlos o cambiarlos, simplemente los han actualizado con la base del error y la conveniencia de quienes hacen esas actualizaciones.

Analógicamente, si comparásemos al gobierno con una gran computadora, estaría corrupta, llena de errores, de virus, con saturación de datos en el disco y un procesador lento, haciendo que los programas o aplicaciones funcionen muy lentamente también, o no funcionen. Esta computadora necesita reparación, y se le paga a un especialista para esta tarea, y cobra caro, se pone a “trabajar” y se da cuenta que necesitaría una minuciosa limpieza, un nuevo antivirus, actualizaciones, entre otras cosas más; pero digamos que el “especialista” (político) no lo hace bien, sólo finge estar trabajando y arregla una que otra cosa pero no la raíz de cada problema (lo que ha sucedido por sexenios). Entonces, quienes le pagaron al especialista (el pueblo), toman la computadora, le cambian el hardware necesario, la formatean, le instalan nuevos programas y la hacen más óptima.

El Clarín de México siempre ha propuesto cambiar completamente al sistema para que funcione adecuadamente en beneficio del pueblo, debilitando a la corrupción hasta su completa aniquilación por medio de transparencia total en tiempo real y procesos eficientes. Para todo esto El Clarín de México tiene los instructivos para lograrlo, no son sólo “buenas ideas” o “promesas de campaña”, son estrategias que al aplicarlas se estará formateando el sistema de gobierno de México, a esto le hemos llamado “Reingeniería Propolítica de México”.

Los mexicanos requieren un mejor estilo de vida, libre de pobreza, libre de violencia, libre de ignorancia, libre de corrupción, lleno de trabajo, conocimiento, oportunidades, arte, deporte, cultura en general; los mexicanos requerimos vivir en un nuevo México. Y si queremos esto, debemos ser concientes que tenemos que cambiar a este sistema corrupto que tenemos, y está en nuestro voto y voluntad que así sea. Y de que se puede, SE PUEDE.

 

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.