[ Cerrar ]

Adiós a la maldición de la cabra


Publicado el 7 de Noviembre del 2016 10:11 a.m. OPINIÓNDeportes 360



Por Hugo Rodríguez

 

El tema de conversación los últimos días en boca de todos en Estados Unidos y en gran parte del mundo sería las elecciones presidenciales entre Hillary Clinton y Donald Trump el próximo martes, pero hablando en temas deportivos sin lugar a dudas, es la gran hazaña obtenida por los Cachorros de Chicago el pasado miércoles 2 de noviembre, mientras en México nos enfocábamos en recordar a nuestros seres amados que ya partieron de esta vida, en Cleveland en el Progressive Field se estaba llevando acabo el séptimo juego de la serie mundial con tres victorias por bando.

 

Pero me gustaría recordar como es que esta serie llamó tanto la atención de los reflectores a nivel mundial, al principio al saber la noticia que los equipos que se disputarían el titulo serian los Cachorro de Chicago contra Los Indios de Cleveland, la historia de ambos equipos les precedía pues los Cachorros desde 1908 no se les presentaba la oportunidad de pelear por el titulo mundial y ganarlo, pero los Indios no se quedaban atrás pues desde 1948 no se presentaban en la gran fiesta y lograban obtener el titulo.

 

Los Indios en casa se alzaron con el primer encuentro de la serie, pero los Cachorros lograron sacar un resultado positivo en el segundo encuentro para empatar la serie a un partido por bando.

 

Para el tercer encuentro con cambio de sede, ahora en casa de los Cachorros el Wrigley Field en el que no pudieron aprovechar su calidad de local y perdieron los dos siguientes encuentros para poner la serie 1-3.

 

Para la mayoría la serie mundial estaba definida y Los Indios de Cleveland tenían la mesa servida para coronarse como el nuevo monarca, pero los Cachorros sacaron el orgullo y el espíritu competitivo que los caracterizó a lo largo de la temporada y contra todo pronostico lograron ganar el quinto encuentro y último en casa.

 

La serie regresó al Progressive Field tierra de los Indios en Cleveland en ese momento con marcador 3-2 a favor del equipo local, el estadio a su máxima capacidad y con toda su afición apoyando a los Indios esperando ser testigos de ver a su equipo coronarse campeón y romper la sequía de 68 años sin un titulo, pero los Cachorros se encargaron a base de Home-Runs de arruinar la fiesta en Cleveland y con su victoria empatar la serie a 3 victorias por bando.

 

El séptimo y último encuentro nada para nadie la serie empatada, Los Indios jugando en casa dato a favor pero el momento anímico estaba de lado de los Cachorros al venir de atrás para empatar la serie, un partido cardiaco al terminar empatado a 6 carreras por bando lo que alargó la agonía de ambas aficiones una entrada más en la que a Los Indios no les alcanzó para remontar el marcador y ceder el titulo a los nuevos campeones los Cachorros.

 

Unos Cachorros de Chicago que lograban el cometido al coronarse campeones y por fin romper con la famosa maldición de la cabra, pero en parte pues los Cachorros sufrieron en casa y tuvieron que coronarse en el campo de los Indios, para resaltar el espíritu competitivo de los Cachorros que nunca bajaron la cabeza a pesar de tener todo en contra y nunca dejar de pelear, demostraron ser un gran equipo con nervios de acero.

 

Después de 108 años  los cachorros nuevamente levantaban el titulo regresando de un 1-3 en contra para coronarse y lograrlo en terreno contrario engloba una temporada de ensueño para los jugadores y toda la afición en Chicago.

 

El mensaje más importante de la victoria de los Cachorros es el trabajo en equipo, la humildad para aceptar de manera positiva los problemas y la fortaleza para buscar la victoria, cuando todo parecía estar perdido, no perdieron la fe en si mismos y lucharon contra todo pronóstico.

 

Cuando todo parece estar perdido, siempre hay una salida, no importa cuan grande sea el problema o que tan abajo se este en el marcador, mientras el juego no termine, siempre habrá opciones para alcanzar la victoria si se lucha para obtenerla. 

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.