[ Cerrar ]

Bienvenido 2018


Publicado el 15 de Enero del 2018 9:49 a.m. OPINIÓNEl Clarín Por: Juan Bernardo Martínez Ventura



Por: Juan Bernardo Martínez Ventura

 

Les daré una descripción muy cercana a lo posible debido a como ha vivido la política del país en los últimos años, lo inevitable en este año, y considerando en general el paseo del mundo en estos momentos.

Ya se perfilarán a la recta final los candidatos contendientes para ser presidentes, tanto partidistas como independientes y ya están empezando a sacar sus trapitos al sol, hay algunos de quienes ya conocemos su ropero completo, así como los que no les conocemos ni su declaración patrimonial, ni la ficticia ni la verdadera. Hemos de escuchar no por fuerza sino por publicidad las frases politiqueras y populistas de todos, en donde prometan el cambio… abriré un paréntesis: (¿Por qué los partidos que están gobernando prometen un cambio?, ¿acaso porque saben que ellos no han funcionado en ninguna de sus oportunidades para gobernar?, y ¿por qué el pueblo les sigue escuchando la misma promesa?, me da risa, mucha). Tendremos que ver campañas publicitarias de políticos siendo aplaudidos cuando abrazan a un anciano pobre o le dan un besito a un niñito huérfano y sin zapatos, jajaja. Tendremos que ver frases remasterizadas de campañas pasadas, porque francamente nadie presenta propuestas reales y concretas, muestra de muy poca imaginación e interés en hacer la diferencia. Tendremos que aguantar opiniones llenas de vacío, faltas de humildad y de respeto para la mayoría de la población. Tendremos que asistir a “cumplir” nuestro ciudadano deber de expresar “nuestra” voluntad por medio de nuestro “poder” de votar, y con la aceptación de un conteo superficial, opinar sobre el ganador de tan esperada contienda. El mundo estará pendiente de los resultados de las elecciones, pendientes de saber quién le seguirá el avión a Donald con su muro, de quién intentará hablar en un idioma extranjero mal masticado, de quién será el que “guíe” al país por el sendero del “cambio”. Recibiremos proyectos, noticias de gobierno, nuevos presos políticos, más cambios en las secretarías, etcéteras y cosas que la mayoría de las personas no comprenderán (y que al gobierno no le interesa que lo comprendan).

Conoceremos qué presidente recibirá el “volante” del país por haber obtenido el voto de la MINORÍA más grande, sabremos algún día de este bendito año quién gobernará con la gran mayoría en su contra. Habrá aumentos de precios, de combustibles, de insumos agropecuarios, de costos generales de vida, habrá marchas, protestas, violencia, delitos, etc. Y el país caminará a pesar de todo lo que suceda. Y pudiendo hacerlo de una mejor manera no lo hará, ¿por qué?, pues por culpa de los mexicanos.

Y es que hay muchas lecciones que los mexicanos no han aprendido, y les vale 3 pesos aprender. Primero, necesitan comprender que el poder más fuerte del país está en los ciudadanos, no en el presidente. Segundo, que si quieren usar bien su poder de votar, que apoyen conscientemente a su representante en el Congreso. Tercero, que sólo habrá un verdadero ganador cuando obtenga más del 50% de los votos realizados a su favor. Cuarto, que entienda la gente que en tanto haya más de tres candidatos, ninguno recibirá el apoyo de la mayoría y el que gane gobernará con el apoyo de la minoría más grande, es decir que estará en su contra la gran mayoría Y ESO NO ES BUENO para el país.

Estamos todos de acuerdo que necesitamos que CAMBIE el país, y este cambio debe de ser realmente efectivo, tenemos que entender que lo que se necesita ES QUE CAMBIE EL SISTEMA sobre el cual se opera la gobernabilidad del país. Y que la figura presidencial NO ES quien puede cambiar el país. SON LOS MEXICANOS quienes pueden cambiar al país cambiando las leyes, colocando a representantes honestos y comprometidos con el pueblo, con ideas claras, frescas, nuevas; con trabajo fuerte, dedicado y sin rendirse en el proceso.

Bienvenido el 2018 porque no nos queda de otra, lo que podríamos hacer para aprovechar nuestro tiempo como humanos es vivir para ser felices, y como ciudadanos conscientes, deberíamos de comprometernos a aprender el funcionamiento de la política de nuestra país, saber cómo funciona la gobernabilidad del país, qué poder es en el que participa el pueblo, cómo el pueblo puede hacer saber su voluntad, cómo puede el pueblo en general desaparecer la pobreza, la violencia, la delincuencia.

Tenemos que ENTENDER cuál es la mejor manera de hacer que el país cambie verdaderamente. Hay que quitarle atención a la figura presidencial y dar mayor importancia a nuestros representantes, exigirles a nuestros diputados que trabajen con honestidad, con más honor, y si no tienes un diputado digno de representarte, entonces busca a uno que sí lo sea, y si no lo encuentras ENTONCES conviértete en ése representante digno, honesto, trabajador y dedicado, SIN partidismos ni compromisos vanos, postúlate como diputado de tu distrito, prepárate y representa con dedicación y honor a tus vecinos. Si entiendes que el CAMBIO se logra cambiando objetivos, participarás en él; si no entiendes, sólo serás espectador frustrado, viendo cómo los partidos políticos y sus intereses siguen aprovechándose de sus posiciones, aplastando los intereses del pueblo. Te invito: ¡TÚ CAMBIA!

 

Juan Bernardo Martínez Ventura (juanbernardo@clarinmx.com)

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.