[ Cerrar ]

Buscando un refugio encuentran la muerte


Publicado el 7 de Septiembre del 2015 9:26 a.m. OPINIÓNISTAR MEZA



 

La migración es un fenómeno mundial que comenzó a cobrar una importancia considerable desde principios del Siglo XXI y que se propaga en zonas desarrolladas como EE.UU. y Europa Occidental, en los países asiáticos y de América Latina en vías de desarrollo, así como  Argentina, Venezuela, Colombia y México que son hoy en día el destino de muchos inmigrantes de países limítrofes; en el caso de la migración ilegal, se da cuando una persona ingresa o vive en un país del cual no es ciudadano o ciudadana, violando las leyes y regulaciones de inmigración.

La fotografía que  refleja el cuerpo sin vida de un niño de tres años, boca abajo, en una conocida playa de Turquía ha generado una fuerte polémica. Ese pequeño es una de las tantas personas sirias que murieron mientras intentaban llegar a la seguridad de Europa, trasladándose en la embarcación de un contrabandista, refugiados sirios llegan constantemente en condiciones infrahumanas, ya sea por carretera o mar, sin embargo,  hoy ha aparecido de esta manera en los medios y en las redes sociales impactando y estremeciendo al mundo que grita de dolor sin entender cómo un niño muere en una playa buscando un mundo mejor.

En México los ciudadanos protestan por la falta de políticas públicas y desigualdad social, que provocan la multiplicación diaria del número de pobres, de marginados, desempleados, analfabetas,  por el recrudecimiento de la inseguridad y la violencia, optando por migrar en la búsqueda de cristalizar el denominado “sueño americano” en cualquier país desarrollado, de economía prospera explorando mejores condiciones, sin embargo,  arriesgan sus vidas, pues según los datos de la organización estadounidense Red Fronteriza por los Derechos Humanos (RFDH), cada día mueren dos personas tratando de introducirse de manera ilegal a EUA.

Es sorprendente como protestamos por cuestiones que nosotros mismos propiciamos por elección popular, pero en el caso de la foto mencionada, queda plasmada la desesperación del pequeño sirio al que las autoridades turcas encontraron sin vida en la playa y de sus padres que se conducen a lanzarse al mar huyendo de la guerra, del cruel sonido de las armas en una barca  que naufragó cuando trataban de cruzar la estrecha franja que separa Turquía de la isla griega de Lesbos, buscando refugio en el mundo, un drama extendido, escapando del hambre; según datos de UNICEF: dos millones de menores sirios viven como refugiados en otros países.

En el caso de la migración ilegal se cae en la vulnerabilidad de la explotación, el abuso, falta de seguridad y en muchas ocasiones se pueden asfixiar en el interior de los contenedores, las cifras de valor en el plano mundial son difíciles de determinar con precisión por tratarse de un delito clandestino, por ello es que  los migrantes se convierten en mercancías débiles a perecer en el desierto o ahogarse en el mar como el pequeño de la gráfica en la búsqueda de una vida mejor, sea para ellas mismas o para sus familias, a veces en busca de trabajo, para escapar de la pobreza, los desastres naturales, la violencia, la persecución o como en este caso del conflicto armado.

Asimismo cientos de inmigrantes latinoamericanos arrancan uno de los viajes más peligrosos para ir en busca del sueño de una vida mejor en los Estados Unidos y deciden cruzar México en tren, a bordo de ferrocarriles de carga conocidos como "La Bestia" o "El Tren de la Muerte"; como el mismo nombre lo dicta son trenes de fullería mortal para los inmigrantes que corren con el peligro de sufrir una amputación al caer del tren y ser arrollados o encontrar su muerte además de ser constantemente robados, violados y secuestrados por grupos delictivos como los Zetas ya que viajan encima de los vagones.

Estas personas por muchos y diversos motivos buscan el bienestar en otro país que consideran más desarrollado que el de su origen, deciden arriesgar la vida y se aventuran convencidos en la idea de que al llegar nadie los va a echar atrás, en lo personal considero muy brutal la imagen de un pequeño al que sus padres intentaron salvar de la guerra, sin embargo, terminó muerto en el mar, esperemos que esta historia que ha mostrado crueldad y drama sirva como presión a los gobiernos de todos los países que viven en esta problemática, para que se comiencen a tomar medidas en este sentido, así como a la sociedad ya que depende de los ciudadanos al elegir de manera correcta a quienes nos representan en la toma de decisiones, pues es necesario crear mejores políticas públicas para optimizar la situación de nuestro país en vez de ir buscando  condiciones más sobresalientes en otros lugares.

 

istar.meza@gmail.com

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.