[ Cerrar ]

Circo de tres pistas


Publicado el 22 de Agosto del 2016 9:31 a.m. OPINIÓNAllá en la fuente



Por: Luis Enrique Ramírez

David López Gutiérrez echa mano de todo el poder que le significa su cercanía con el presidente Enrique Peña Nieto, para manejarse en tres escenarios: el de la Cámara de Diputados, donde coordina la bancada de representantes de nuestro estado; en Sinaloa, donde fue uno de los principales impulsores de la candidatura del actual gobernador electo, Quirino Ordaz; y en el Estado de México, donde cuida con esmero el que quizá sea su mayor proyecto político: el de su hijo David López Cárdenas.

Actual presidente del municipio de Metepec, el primogénito de "El Pecuni" desarrolla una sólida cuanto brillante carrera en el servicio público mexiquense. Antes fue diputado local de mayoría por el distrito 35 en el Congreso del Estado de México (2012-2015), y se desenvolvió con tal tino que supo ganarse la candidatura a alcalde con la cual arrasó en las urnas el 7 de junio de 2015. Su administración municipal inició en enero de 2016 y culmina en 2018.

Se mencionó en un tiempo que buscaría la candidatura del PRI a gobernador del Estado de México, que está por definirse en estos meses, pero lo cierto es que, ni su proyecto parece encaminado hoy por hoy rumbo a esa posición, ni el tricolor es en este momento un partido fuerte en aquella entidad. Todo indica que ganará el PAN, tal vez en alianza con el PRD pero seguro con Josefina Vázquez Mota como abanderada y, a la postre, gobernadora.

El joven David López es impulsado desde ahora para convertirse en diputado federal de la Legislatura que siga a la actual en la que su padre participa.

Treintañero, David López Cárdenas posee lo que se necesita: “palancas”, trabajo y, por lo que se ha visto, talento político.

Dicen que es un joven maduro, con título de Licenciado en Ciencias Políticas, casado desde hace tres años con Gabriela Bringas Abarca, originaria de San Luis Potosí. A la boda, por cierto, asistió la "crema y nata" del empresariado nacional y del Grupo Atlacomulco.

El estado de Sinaloa no ha sido ajeno al trabajo político de David López Jr. En 2012, estuvo una temporada en Guamúchil con el único propósito de sacar adelante la candidatura de su tía Liliana Cárdenas Valenzuela (hermana de su señora madre) a la presidencia municipal de Salvador Alvarado, que por aquellos días atravesaba su peor momento; iba en caída libre y se le daba ya como perdedora.

El hijo del “Pecuni” hizo gala de autoridad y aplomo al reorganizar el comité de campaña de Liliana, incluso fue el único capaz de aplacar al esposo de la candidata, un oscuro personaje de nombre Ricardo Romero al que apodan “El Chino”, quien con su actitud prepotente le acarreaba enemigos por montones a la abanderada priista.

Una vez desactivada la “partícula revoltosa” y resuelta una serie de fallas en la estructura, el joven López Cárdenas dejó todo en orden y regresó a entregarle cuentas a su padre y al CEN del PRI.

Acto seguido, entró al rescate de Liliana el aliado de lujo que David López padre e hijo le consiguieron: el gobernador Mario López Valdez.

La operación política que desarrollaron en tiempo récord Gerardo Vargas Landeros y Carlo Mario Ortiz Sánchez (para decirlo con todas sus letras) por instrucción directa de Malova, logró levantar literalmente del suelo a la candidata del PRI, elevar sus bonos hasta hacerla ganar la elección y, así, convertirla en presidenta municipal.

La política no es de ninguna manera un oficio de santos, al contrario. Sorprendió, sin embargo, entre los "audioescándalos" del proceso electoral reciente en Sinaloa, la manera en que David López Gutiérrez se expresa del gobernador de Sinaloa, según la presunta llamada telefónica filtrada vía YouTube. No es de gente agradecida, ni son modos de parte de un legislador hacia el Ejecutivo del estado que representa.

Esperemos, en fin, que, al menos en eso, la nueva generación que representa David López Cárdenas actúe de otro modo, con mayor nivel, categoría política y altura de miras.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.