[ Cerrar ]

¿Conviene engañar al pueblo por su propio bien?


Publicado el 18 de Junio del 2018 9:42 a.m. OPINIÓNMiguel Alonso Rivera Bojórquez



Por: Miguel Alonso Rivera Bojórquez

 

“El arte de la mentira política” (1733), libro cuya autoría fue atribuida a Jonathan Swift, destaca la importancia de las mentiras cotidianas, más cuando éstas provienen de quienes nos gobiernan, como un medio para estar en el poder a perpetuidad. En suintroducción, Jean-Jacques Courtine, precisa que la mentira siempre ha acompañado al hombre a lo largo de su historia.

“Una cuestión fundamental, presente en toda la reflexión política desde la República de Platón hasta el Príncipe de Maquiavelo: ¿conviene ocultar la verdad al pueblo por su propio bien, engañarlo para salvaguardarlo?

El arte de la mentira política es, en efecto, "el arte de hacer creer al pueblo falsedades saludables con vistas a un buen fin". Porque elpueblo "no tiene ningún derecho a la verdad política" como tampoco debería poseer bienes, tierras o castillos.

La verdad política debe seguir siendo, como esos otros patrimonios, una propiedad privada: como pensaba Disraeli, sólo el gentleman sabe, por su propia condición, cuando conviene decir la verdad y cuando callarla o disfrazarla. El pueblo, como aquel personaje de La Fontaine, es "hielo ante las verdades y fuego ante las mentiras". La masa es crédula, miente, y puede ser engañada del mismo modo en que, como suele decirse, se engaña a las mujeres y a los niños. La mentira es su elemento natural, el aire que respira; así, se necesita de "más arte para convencer al pueblo de una verdad saludable que para hacerle creer en una falsedad saludable".

Que sea por tanto gobernado, por su propio bien, con la mentira: así resuelve el tratado esta cuestión. Pero de inmediato se plantea otra: ¿a quién corresponde el derecho a fabricar esas "falsedades saludables"?

Monopolio de la verdad, por un lado, y comunión y democrática en la mentira, por otro: apartado de la verdad, el pueblo sí tiene, en contrapartida, un derecho inalienable a la mentira activa: un "debido privilegio" a cuyo ejercicio no pretende renunciar y por el que demuestra tener un "obstinado apego".

Todo el mundo miente: los ministros engañan al pueblo para gobernarlo y éste, para librarse de aquéllos, hace circular chismes calumniosos y falsos rumores.”

La psicología política surge y se desarrolla a partir de la unión entre psicología social y politología. A su vez, la psicología política es o debería ser la base para la organización de las campañas y el marketing político electoral que tienen como propósito fundamental penetrar en las profundidades de la mente del votante en el impreciso borde entre la percepción y la realidad.

Son muchos los teóricos pero es preciso mencionar que uno de los primeros trabajos sobre psicología política fue publicado en 1910por Gustave Le Bon y se tituló Psychologie Politique.En esta obra, Le Bon, se adhiere al discurso misógino dominante de esa época –por siglos mantenido- en el que, se considera el temperamento natural de la mujer como caprichoso, superficial, veleidoso, siempre predispuesto a conocer arrebatos histéricos y lo compara al comportamiento irracional de las masas. Es pertinente mencionar a Serge Moscovici y su obra Psicología de las minorías activas en donde también aborda este tema.

En México existe “terrorismo” aunque está palabra no se pronuncie, hay un inmenso rencor y hartazgo por la ineficacia y la corrupción de los gobiernos, la pobreza lastima y existe un permanente deterioro en la vida diaria, un ambiente propicio para que se genere en elpueblo la necesidad de la esperanza y el imperioso deseo de tener una autoridad a la cual poder admirar, que ejerza dominio, ordene y traiga, casi por arte de magia, la solución a todos los problemas nacionales y la instauración de un mejor gobierno.

Mientras el anhelo de progreso y justicia se anida en los corazones de la gente hay una mezcla de miedo y rebeldía contra cualquier figura de autoridad, sobre todo en el gobierno, la despresurización del coraje se da a través de los llamados “memes”, chistes y caricaturas, y evidentemente, encontrará su clímax al momento de votar. A unos días de la gran elección del 1 de julio, ¿podrán utilizar los poderosos la psicología política para conservar ese poder? 

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.