[ Cerrar ]

“Desarrollo Sustentable”


Publicado el 23 de Octubre del 2017 1:07 p.m. OPINIÓNEl Clarín Por: Juan Bernardo Martínez Ventura



Por: Juan Bernardo Martínez Ventura

 

Por favor, pregunta a tus conocidos si entienden el término de “desarrollo sustentable”, y también el término “desarrollo sostenible” (los políticos usan más el primer término que el segundo). Muchos de quienes usan ésa frase lo hacen sólo porque les parece que “está de moda” o “se oye intelectual”; la verdad es que así como la mayoría de nuestros conocidos, y a veces aún nosotros mismos, desconocemos el concepto y uso correcto de la frase. Hoy analizaremos algo más de política millennial.

En el informe conocido como “Informe Brundtland de 1987” (denominado así por la primer ministra noruega Gro Harlem Brundtland) se menciona el término inglés sustainable development. El desarrollo sostenible o sustentable es un concepto alternativo al concepto habitual de desarrollo,  y le da importancia a la reconciliación entre el bienestar económico, los recursos naturales y la sociedad, evitando comprometer la estabilidad de la vida en el planeta, y también evitando perjudicar la calidad de vida de la especie humana.

Políticamente y en muy pocas palabras, el referirnos a “desarrollo sustentable”, es referirse a una forma de desarrollo político y socioeconómico más humano, satisfaciendo las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer las posibilidades de las generaciones futuras para satisfacer las necesidades de su tiempo.

ENTONCES, en adelante, cuando escuches que alguien menciona la frase de “desarrollo sustentable” podrás evaluar si lo está haciendo con la completa conciencia de que lo que está diciendo puede ser válido, o que simplemente está hablando con ignorancia e irresponsablemente, que está hablando por hablar, y si es así entenderemos que sólo trata de impresionar sin la clara intención de nutrir la vida intelectual ni social de quien lo está escuchando.

Ahora por favor, vuelve a preguntar a tus conocidos si entienden el término de “desarrollo sustentable” y si no lo comprenden, tienes la obligación humana de explicárselos con mucha humildad.

La PROPOLÍTICA tiene en la integridad de sus criterios, trabajar en beneficio de nosotros y de nuestras generaciones venideras. Quien practica la PROPOLÍTICA busca sinceramente beneficiar a corto, mediano y largo plazo al ser humano.

Vivimos en una época clave para trabajar con el espíritu de sustentabilidad, ofreciendo que nuestros hechos sean satisfactorios para nosotros y al mismo tiempo no comprometiendo el futuro de la estabilidad de las generaciones venideras. Analizándolo de otro modo, si no creamos o trabajamos procurando el desarrollo sustentable ESTAREMOS poniendo en peligro las generaciones futuras.

He escuchado a muchas personas decir que esperan entregar un mejor mundo, o un mejor país a sus hijos, y suponen que la herencia monetaria y la educación es lo mejor que pueden entregar a sus hijos y así alivian su carga de pensar conscientemente en sus descendientes. Pero ¿qué pasa si el gobierno del país está creciendo con corrupción y la violencia predomina en la sociedad?, ¿qué pasa si la economía nacional depende de más de los bancos y las corporaciones más que de las personas y sus contribuciones?, ¿qué pasa si se privatiza totalmente la salud, el agua, la energía, la educación o el sistema penitenciario?. ¿Es solamente del gobierno la obligación de ofrecer un desarrollo sustentable?, ¿nosotros como ciudadanos estamos exentos de participar en este desarrollo?, ¿estaremos viviendo correcta y tranquilamente nuestro tiempo sin realmente pensar y actuar en bien de nuestras generaciones futuras?, ¿podremos hacer algo como ciudadanos para participar en el desarrollo sustentable de nuestra sociedad, nuestra nación y nuestro mundo? Yo digo de manera personal, que debemos de comprometernos de trabajar y vivir de tal modo que nos desarrollemos sustentablemente, tanto de modo personal, familiar y social.

De manera social debemos de evaluar el discurso y los hechos de quienes pretenden legislar, juzgar o gobernar al país, debemos de exigir de ellos claridad en sus palabras y debemos de condenar su posible intención de mentir al pueblo. Más aún, tenemos que NO apoyar a políticos ignorantes, vanidosos, egoístas y mentirosos. Debemos de combatirlos como ciudadanos, por medio de la negación de nuestro voto y apoyo y en la medida de lo posible manifestarlo a nuestros allegados.

Hay que estar muy conscientes de esta verdad: El futuro de México depende de TODOS los mexicanos. HAZ TU PARTE. Haz propolítica.

 

Juan Bernardo Martínez Ventura

(juanbernardo@clarinmx.com)

 

El Clarín de México

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.