[ Cerrar ]

El 70% de la población corre el riesgo de no ser atendidos por bomberos


Publicado el 13 de Junio del 2018 10 a.m. CAPITALCAPITAL



Hay un déficit de equipo y estaciones de bomberos

NN Noticias / Alexandra Figueroa

La organización de Bomberos Culiacán, acarrea consigo un alto déficit de recursos para el equipamiento, la construcción de nuevas estaciones de bomberos y el mantenimiento de las mismas, señaló Guillermo Chú, director del Patronato de Bomberos Culiacán.

“Nosotros siempre hemos tenido la incertidumbre financiera. Cualquier equipo que sea para bomberos, persona o camiones de bombero son muy costosos, el equipar un bombero completo con su equipo de protección personal, cada elemento es de alrededor de 140 a 150 mil pesos que cuesta cada elemento. Un equipo que consta de chaquetón, pantalón y botas son 2 mil 300 dó- lares, un equipo de reparación personal, oscila en 4 mil dólares”, indicó Guillermo Chú.

La labor de los bomberos no es una tarea fá- cil, día con día los integrantes de este cuerpo de auxilio arriesgan sus propias vidas para salvar a otras, la labor es riesgosa y el no contar con el suficiente equipo de seguridad o mayor cantidad de personal, aumenta considerablemente el riesgo.

“Al final de cuentas representa un riesgo a su integridad, porque los estándares de bomberos deben de ser un tiempo de respuesta no mayor a 5 minutos y hay zonas en donde estamos en 12 a 15 minutos.

El riesgo para los bomberos es que entre mayor cantidad de trabajo, hay un mayor desgaste ante el retraso de las operaciones, hay condiciones que son más peligrosas” indicó Adán Shinagawa, el comandante del cuerpo de bomberos. Actualmente existen 3 estaciones de servicio en Culiacán; la estación central ubicada entre el boulevard Leyva Solano y la avenida Ignacio Aldama, la segunda estación que se encuentra en el boulevard Emiliano Zapata por la colonia Vallado y la más reciente, la estación ubicada por la Álvaro Obregón a un costado del arroyo “El Piojo”.

Estas estaciones cuentan con un personal aproximado de 10 personas, contando con los maquinistas, el jefe de estación y el cuerpo de bomberos, todos ellos trabajan incansablemente de 24 por 48 horas.

A pesar de la incertidumbre financiera, y el déficit de equipos, los “traga humo” continúan su labor diariamente, para ellos resguardar la seguridad de una persona es su principal objetivo, así truene, llueva o relampaguee, ellos están dispuestos a acudir en una situación de riesgo.

“Aquel que no tenga miedo no lo supera, si es riesgoso, yo sufrí un accidente en el cuerpo de bomberos, sufrí algunas lesiones por quemaduras, fue en el 2007, fue un incendio en casa habitación. Me quemé la cara y parte de las manos, duré un mes y medio fuera del departamento de bomberos”, reconoció el bombero Roberto Castaños.

A pesar del accidente, al momento de recuperarse, regresó a laborar en la estación, ya que es algo que le apasiona y por lo que siente cariño. 

Así como él hay decenas de bomberos en la ciudad, incluyendo a los voluntarios que, a pesar de los riesgos de la labor, siempre estarán ahí para acudir en los desastres.

Cabe mencionar, que la situación financiera de los bomberos espera ser remediada con la aplicación de la nueva reforma que aprobó el Congreso del Estado, en la cual se les otorga un recurso a las organizaciones de bomberos para reducir este déficit financiero.

“El día 5 de septiembre del año 2017, el Congreso del Estado autorizó una reforma para darle más viabilidad financiera al departamento de bomberos y que los municipios que no cuentan con estaciones y/o patronatos tengan los recursos para hacerlo y con eso tener más seguridad. El porciento que se nos entregó, cuando una persona paga el predial, son 5% para asistencia social, del cual se nos aprobó el 20% de esos 5%”, manifestó Guillermo Chú.

Sin embargo, el recurso ha estado siendo entregado por el Ayuntamiento de una manera poco constante, lo que retrasa los proyectos que se tenían planeados por el Patronato.

Según el comandante de bomberos, Adán Shinagawa, se deberían crear al menos 10 estaciones de bomberos para poder cubrir la demanda que requieren los casi un millón de habitantes del municipio.

“Se hizo un estudio donde la ciudad debería estar compuesta por al menos 10 estaciones más, aparte de todas las sindicaturas importantes, como Eldorado, Culiacancito, Quilá, el Salado, Limón de los Ramos, etcétera, y solo contamos con tres estaciones. Urgentemente se necesitan estaciones en Barrancos, Lázaro Cárdenas, el Barrio, Los Ángeles, Infonavit Humaya y Bachigualato”, indicó Shinagawa.

El llamado que hace el cuerpo de bomberos hacía la sociedad, para que de alguna manera se disminuyan los tiempos de respuesta de las 3 estaciones, es que la ciudadanía ceda el paso a los camiones de bomberos, ya que normalmente, el tráfico de la ciudad los retrasa notablemente.

 

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.