[ Cerrar ]

El factor Beltrones


Publicado el 31 de Agosto del 2015 9:11 a.m. OPINIÓNJULIO CÉSAR SILVA CETINA



 

La llegada de Manlio Fabio Beltrones a la presidencia del PRI nacional generó suspicacias no solo en Quintana Roo, sino en las otras 11 entidades en las que habrá elecciones para gobernador el próximo año.

Y es que en cada uno de esos 12 estados hay voces que sostienen la idea de que los aspirantes a la candidatura priista que estén más cerca o identificados con el ex gobernador de Sonora  son quienes tienen más posibilidades de ser ungidos.

Sin embargo, aún cuando Beltrones sea uno de los políticos más poderosos de México en la actualidad, es prácticamente imposible que su voz sea la definitiva a la hora de hacer las designaciones de los que serán candidatos “de unidad”.

A principios del actual siglo el PRI aprendió que las decisiones unilaterales, que son más bien imposiciones, llevan al divisionismo e irremediablemente a la derrota y que el consenso entre los diversos grupos de poder que conviven al interior del organismo garantiza la permanencia del partido político en el poder.

En 2011, el entonces gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, pretendía que el candidato del PRI a sucederlo fuera su “delfín” Alfredo del Mazo, pero no era garantía de triunfo y estuvo de acuerdo en que el abanderado priista fuera Eruviel Ávila, el actual gobernador.

Así, quienes garanticen el triunfo y sean factor de unidad, serán los candidatos del PRI el próximo año. Quintana Roo no escapa de esas premisas y especialmente en el rubro de la unidad el gobernador Roberto Borge Angulo se ha convertido en su principal promotor.

Hace unos días, antes de dejar de ser el presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz se reunió con Borge Angulo, a quien calificó como un gobernante triunfador que ha sacado adelante tres de tres elecciones y éstas son justamente gran parte de su carta de presentación en la mesa en la que se decidirá quién será el candidato priista.

Los resultados electorales obtenidos durante su gestión lo hacen, por tanto, un gobernante fuerte, especialmente en el último año de su gestión en el que normalmente los mandatarios suelen perder fuerza y por ello mismo con una voz influyente entre otras figuras de peso que emitirán su opinión.

Sin embargo, es previsible que los protagonistas de la decisión –el presidente Peña Nieto, Beltrones, Camacho Quiroz. Los gobernadores salientes, Miguel Ángel Osorio Chong y Luis Videgaray –también privilegien los acuerdos locales, pues saben que una imposición, cualquiera que ésta sea, pondría en riesgo no solamente las elecciones del próximo año, sino el 2018, cuando se renueve la presidencia de la República.

No es cierto que a Beltrones le interese poner 12 gobernadores para garantizar su posible candidatura presidencial. Le interesa generar fortalezas y, por tanto, se sumará a los acuerdos y dejará a un lado otros aspectos que tienen que ver más con las emociones que con ganar elecciones.

 

jsilva@palcoquintanarroense.com

 

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.