[ Cerrar ]

El futuro de México debe ser aún más grande que su historia


Publicado el 11 de Septiembre del 2017 9:40 a.m. OPINIÓNArturo Zamora



Por: Arturo Zamora


El mensaje emitido con motivo del Quinto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto admite tres lecturas: el balance de su administración, el análisis autocrítico realizado por el Ejecutivo federal y los retos que enfrenta la nación desde su perspectiva como jefe de Estado.

En el primer plano, los datos son contundentes y muestran avances irrefutables en los cinco ejes del Plan Nacional de Desarrollo y las trece reformas estructurales impulsadas en este sexenio. Algunos indicadores los resumen.

Un crecimiento anual constante de 2.1% en promedio, cerca de tres millones de empleos formales creados y una recuperación del salario real de 11.5%, un superávit primario por primera vez en 10 años y un decrecimiento de la deuda en relación al PIB.

El país recuperó su lugar en el top ten de los países más visitados del mundo, con 35 millones de turistas, 50 por ciento más que en 2012 y, por primera vez en 20 años, un volumen de exportaciones agroalimentarias superior a las importaciones. Volveremos a ser una potencia energética mundial con 80 mil millones de dólares de inversiones comprometidos por 120 empresas nacionales y extranjeras.

Tendremos más y mejor infraestructura y conectividad, con 6,500 kilómetros de autopistas y carreteras nuevas y el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, que moverá a 125 millones de pasajeros al año generando 450 mil empleos.

En el plano social, más de dos millones de personas superaron la pobreza extrema alimentaria en los primeros cuatro años de gobierno y 16 millones mejoraron en materia de vivienda, acceso a servicios básicos, educación, salud y seguridad social.


Sobresalen los avances de la Reforma Educativa: 80 mil millones de pesos invertidos en infraestructura, un nuevo modelo de enseñanza/aprendizaje, escuelas de tiempo completo, enseñanza de inglés, un millón de evaluaciones a docentes y 40 mil plazas magisteriales recuperadas, de las que nadie rendía cuentas.

Fue un informe lejano a la autocomplacencia. Todavía hay mucho por hacer, dijo el Presidente: la inseguridad sigue siendo una amenaza, millones de mexicanos no ejercen con plenitud sus derechos sociales, la consolidación del Nuevo Modelo Educativo en el largo plazo y generar más empleos de calidad.

El Presidente indicó con claridad los retos y disyuntivas que enfrentamos. En el ámbito internacional, la renegociación del TLCAN anteponiendo los intereses nacionales y la defensa de nuestros compatriotas.

Los detractores de esta administración se han quedado sin argumentos y sólo les queda la fantasía o el absurdo en los que viven la izquierda, la derecha y el populismo. La historia le da la razón al Presidente y a quienes lo hemos acompañado en este proceso transformador del país, ya que se ha hecho lo que más le conviene a México.

El desafío más grande es garantizar la consolidación de este proyecto. Por ello debemos frenar el riesgo de retroceso que significa el populismo autoritario y la frívola ambición por el poder que encarnan la derecha y la izquierda, que promueven alianzas incompatibles aun a costa de la destrucción de sus partidos. Así como se destruyen entre ellos, así amenazan con devastar al país.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.