[ Cerrar ]

El gol más importante


Publicado el 14 de Agosto del 2017 10:48 a.m. OPINIÓNDe corazón Dorado



Por: Javier Llausás

 

1998. Chivitas Titán era uno de los peores equipos de la liga y difícilmente jugaba alguna vez en la “cancha principal” del campo Princess, por lo cual lo relegaban a las canchas alternas o a veces difícilmente le hacían espacio en un pedazo del pasto principal para que sus papás pudieran verlos en las gradas.

El profesor de tan peculiar equipo le advirtió a un papá en particular desde inicio: “Mire señor, su niño no es tan bueno pero tampoco es malo… si usted quiere lo meto con los Pumitas donde van a ganar más juegos pero él no jugará mucho. Si lo metemos con las chivitas el niño jugará todos los juegos y además curiosamente ahí están casi todos sus amigos”. Ante tales palabras el papá hizo todo lo que un gran padre hubiera hecho y poniendo el juego y la amistad por delante su hijo fue registrado correctamente con las Chivitas.

El gran momento llegó para las chivitas y por fin jugaron en la cancha principal nada menos que frente al superlíder de la categoría y el siempre combativo Deportes Joyce. Al medio tiempo la goleada ya era de escándalo pues dos niños que después serían muy conocidos llamados Pedro Luis Beltrán y Paul Aguilar lideraban la victoria con seis y tres goles cada uno.

Chivitas Titán ya estaba condenado pero fueron las burlas del equipo rival y los gritos de “Otro, otro”, “Ahora el portero”, “qué sean quince” los que hicieron que el papá invadiera la cancha a cinco minutos de final y con la complicidad del árbitro juntara a los vapuleados niños en el medio de la cancha después de recibir el onceavo gol.

“Escúchenme bien muchachos, si meten un gol… sólo un gol, me los llevo a todos a las Pizzas” fueron las únicas palabras que dijo el papá ante la mirada atónita de los 13 niños chivitas que conocían solamente en la televisión el nuevo restaurante gringo de pizzas y juegos de video que había llegado a Culiacán.

Tiro libre a favor de Llantas Titán. Toma el balón el zurdo del equipo y el “Chema” pone la barrera, disparo tendido que pasa por encima de la barrera y pega en el poste con todos gritando UUUUYYYY mientras la defensa completamente incrédula de lo que estaba pasando despeja el balón que cae justo en los pies de Fernando Álvarez (el defensa más goleado del campeonato) quien solo se quita al delantero que estaba esperando el contragolpe y de un puntillón le pega a la pelota para que de nueva cuenta pegue en el poste pero esta vez se meta a la portería… Gol de chivas.

2017. Querido Pez, en la semana de tu cumpleaños tengo la antipática obligación de ser sincero y decirte que por todo este tiempo una parte de mi te ha engañado, pues el gol que más recuerdo en tu cancha no fue de Coco Giménez ni de Sebastián Abreu. El gol más especial de tu cancha fue cuando mi papá se metió al campo para levantarnos nuestra autoestima y celebrar un 11-1 en contra que nos llevó a las Pizza Hut.

Por este tipo de historias tal vez eres tan especial… feliz cumpleaños Dorados.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.