[ Cerrar ]

El Grupo Atlacomulco y la estrategia del poder


Publicado el 9 de Octubre del 2017 10:20 a.m. OPINIÓNMiguel Alonso Rivera Bojórquez



Por: Miguel Alonso Rivera Bojórquez 

 

(Primera Parte)

Desde la óptica del marco teórico de las representaciones sociales de Serge Moscovici, los partidos políticos se comportan como minorías activas que negocian el control social partiendo de la base del conflicto.

La tensión y la desviación no son accidentes sino que forman parte de la estrategia en la lucha de la clase dominante por conservar el poder.

Recientemente estudié la Influencia Social con el investigador Isaac Tomás Guevara Martínez, coordinador del Laboratorio de Estudios Psicosociales de la Violencia de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS).

Su cátedra me motivó a acudir a una conferencia que impartió en el ICADEP Sinaloa. En su análisis teórico me permito destacar la presión social que existe actualmente hacia la conformidad, buscando la manera de que, aun en elaparente cambio, todo siga igual para los beneficiarios del poder en la elección del 2018.

El cambio solamente puede ser deseado por quien no tiene el poder, por lógica los grupos de poder en México tienen que aplicar estrategias para conservar sus privilegios y en ese sentido destaca la forma en que opera el GrupoAtlacomulco.

De inicio hay que subrayar que el pueblo puede votar pero la elección de los candidatos correspondió a los grupos minoritarios y está claro que la estrategia ya está operando.

 

1. Da la impresión de que los grupos de poder que manejan los hilos del PRI están seguros de su derrota e incluso la están amartillando, preparando una nueva estructura para que el poder permanezca en sus manos pero a través de otras plataformas y evitar a toda costa la llegada a Los Pinos de Andrés Manuel López Obrador, y renovarse para regresar posteriormente con la imagen del nuevo PRI.

2. La estrategia de esa plataforma alterna, en este enfoque, la representa el llamado “Frente Ciudadano” conformado, hasta el momento, por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, al que pudiera adherirse el PANAL, en un bloque cuyo propósito evidente es cerrarle el paso al virtual candidato de MORENA, Andrés Manuel López Obrador. Prueba de ello es que desde sus orígenes el Partido Nueva Alianza ha sido un aliado del PRI.

3. Rafael Moreno Valle Rosas (RaMoVa) sería la estrategia del PRI para conservar el poder, con todo y consulta ciudadana.

El ex gobernador de Puebla nació en una cuna priista y toda su vida ha estado vinculado a las áreas de inteligencia del gobierno. Su abuelo, el general Rafael Moreno Valle, fue amigo de Carlos Hank González, cabeza visible en la fundación del Grupo Atlacomulco. La carrera política de RaMoVa surge en el PRI y luego cambia al PAN para obtener la senaduría y la gubernatura, pero en su equipo integra a personajes del PRI.

4. Esta estrategia no es nueva en la que el PRI gana derrotando al PRI.

Al PRI ya le funcionó en Sinaloa cuando MALOVA, cuyo acrónimo suena similar a RAMOVA, llegó a la gubernatura con un frente idéntico formado por PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, que en el caso de RAMOVA se busca fortalecer con PANAL cuya presencia nos recuerda su añeja amistad con la ex lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo, con la que RAMOVA festejó su cumpleaños 40. De hecho, el mismo RAMOVA llegó a la gubernatura de Puebla con una Coalición integrada por PAN, PRD, Convergencia y Nueva Alianza. En los hechos, MALOVA, nunca dejo de ser priista. RAMOVA, por lo visto, tampoco ¡Qué coincidencia! ¿No?

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.