[ Cerrar ]

El milagroso Malverde


Publicado el 31 de Octubre del 2016 12:09 p.m. OPINIÓNAndanzas



Por Ernesto Leyva

 

 

Cabalgaba el año de 1986 y estábamos en la edad de merecer, empezábamos a trabajar en una compañía refresquera en la ciudad, diariamente nos pegamos una friega en la compañía de levantar cajas de refrescos que hasta calentura nos dio el primer día, como en aquellos ayeres el transporte era muy batallaso, hacer el tiempo para ir hasta allá hoy en día era como ir a Mazatlán te dormías en el camión de lo que tardaba para llevarte a ese destino. Todos los días agarrábamos un camión Penitencieria-Colonia Mazatlán, era la ruta más larga que la llegada del aguinaldo, nos bajábamos en El Caballito y nos veníamos a patín para agarrar el camión del Infonavit Humaya que nos llevaría a nuestro destino, siempre pasábamos antes de llegar al Palacio de Gobierno por una tumba llena de piedras, mi compa el "Tizón", así le decíamos ya que estaba más negro que la noche, le ponía una piedra a la tumba, mientras descansábamos de la friega de bajar cajas de refrescos, le preguntaba ¿por qué?, no sé; me contesto, lo hago por que descanse en paz este sujeto, esto se volvió rutina y todos los días hacíamos lo mismo.

Cierto día llego el "Tizón" con lágrimas en los ojos estaba tan negro que parecía que se le estaba derramando el rímel como a una muchacha cuando la corta su 

morro. ¿Qué te sucede mi "Tizón"?, a lo cual me contesta; me van a quitar mi casa hubo un pleito familiar y quieren venderla, me siento muy triste porque ahí crecí y lo peor es que pierdo a mi familia.

La bronca se puso dura, que cierto día el "Tizón" no fue a trabajar y me tocó pasar por la tumba y como yo no creía en lo de las piedritas me fui de paso, pero algo me detuvo y puse la piedra que siempre le dejaba mi amigo. En ese momento pasa un viejón con sombrero y me comenta haces bien esa piedra que pones te va ayudar esa es la tumba nada más y nada menos que de Malverde y ese es muy milagroso, solamente dijo eso y desapareció. 

Yo la verdad puse la piedra nomas porque sí, como quien dice sin fe, me quedé un rato observando la tumba de Malverde y le puse otra piedra como retándolo a que le hiciera el milagro al "Tizón". Ojala fuera cierto eso lo de tu leyenda Malverde. Me di la vuelta y me alejé pero pensativo y con una vibra extraña. Al otro día antes que cantara un gallo mudo, dieron las cinco a.m. y a levantarse para ir al trabajo más pesado de mi vida, cuando voy a agarrar el camión que manejaba el famoso “Pato “veo a lo lejos una dentadura más blanca que los faros que usan esos morros de alógeno que quedas más lampareado que un sapo en la carretera, era el "Tizón" que me abraza y me dice casi cantando: 

hermano se salvó mi casa, y me dieron el crédito infonavit tendré casa para mis hijos. Esto me lleno de ternura y felicidad . No le dije nada a mi amigo, pero lo invite a ir a la capilla de Malverde le rece y compre dos fotos, y le dije mi "Tizón" de aquí en adelante esta foto portarán nuestras billeteras, el "Tizón" agarró el rollo que el milagro lo había hecho Malverde, se hincó y le rezó un Padre Nuestro, Malverde nos bendijo con un milagro un milagro doble.

 

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.