[ Cerrar ]

El ocaso de una estrella


Publicado el 13 de Febrero del 2017 11:35 a.m. OPINIÓNDeportes 360



Por Hugo Rodríguez

Nuevamente el mochiteco Omar Bravo esta dando de qué hablar en medios nacionales, lamentablemente las noticias no son del todo positivas para el sinaloense.

Como ya lo tratamos en otra colaboración, Omar Bravo lucha por mantenerse activo en el futbol profesional y es de reconocer la tenacidad del rompe redes de 36 años, casi 37 el próximo mes; no es fácil para un jugador profesional de su edad conseguir buenos contratos y al salir de Chivas, Bravo se convirtió en un avión que cae en picada.

Tras la salida del Guadalajara por la puerta trasera, desde mi punto de vista de  manera por de más injusta para el máximo anotador del Rebaño Sagrado; pero Chivas no es el total culpable de la salida de Bravo del equipo y tampoco de la forma en que se dio la misma.

Bravo después de más de 10 años dedicados a la institución roji-blanca y 150 anotaciones que lo colocaron como parte fundametal en la historia del club, récord que se ve muy complicado, algún jugador en la actualidad pueda siquiera soñar alcanzar, pues la nueva directiva encabezada por el señor Vergara más que el club y su historia parecería que tiene mayor interés por los negocios y la venta de jugadores a ligas extranjeras.

Hace unos meses, se que lo recuerda, el mochiteco sonó en el radar de Dorados, y la directiva hizo todo para traerlo a jugar a la grama del Humaya y ayudar con su experiencia y excelente olfato goleador en la búsqueda del ascenso al máximo circuito, pero Bravo desairó la oferta de unirse al Gran Pez y quedarse en la liga americana con el Carolina Railhawks, pero resulta que Bravo ya no entró en los planes del club con sólo 2 tantos anotados en la pasada temporada, los Railhawks dejaron libre a  Bravo quien había rechazado  la oferta de jugar en el ascenso mexicano, aceptó la oferta del Phoenix Rising de tercera división de la USL categoría de formación de los equipos de la MLS.

Un forma difícil de ver cómo la gran figura de uno de clubes más importantes del futbol mexicano; un gran delantero que se hablaba de tú con las grandes leyendas del club Guadalajara, termine su carrera profesional jugando en tercera división en una liga extranjera.

Un hombre que  tenía pacto con el esférico, 192 goles a lo largo de  su carrera y 15 tantos con la Selección Mayor, mundialista en Alemania 2006, dos Copa-América y unos juegos olímpicos.                        

Lo mejor que le podría pasar a Omar Bravo con las actuales circunstancias es que algún club le brindara la oportunidad de tener una temporada de retiro digna de un jugador como él, sea con Dorados o algún otro club, pero que se le brinde la oportunidad de tener un retiro digno.                        

Y no exiliado en el extranjero en un club de tercera división, aun cuando sea por decisión propia su estado actual.                        

Y por cuestiones familiares opte por seguir en el extranjero.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.