[ Cerrar ]

“El Paraguas”


Publicado el 3 de Abril del 2017 12:02 p.m. OPINIÓNAndanzas



POR: Ernesto Leyva

Estábamos jugando en la calle en el año de 1981 descalzos con la famosa “bola roja”, que era nada más que una pelota desinflada de color rojo, cuando pasa un carro y avienta la piedra que teníamos de portería, era un carro Renault color verde guacho que pertenecía a Don Monchi, un amigo muy platicador y alivianado. ¡Perdónenme, muchachos!, nos dijo disculpándose por aquel hecho, al ratito les doy agua de mango concluyo. 

Pues esa piedra casi me pega en la choya, pues era el portero y la hacía al “Miguel Marin”; en eso estábamos cuando pasa Héctor el “Caballo Navarro”, seleccionando morros para un famoso equipo la “Jhon Deere”, el entrenador seleccionó la baraja más exquisita de la región del Humaya, de la bola de la cuadra selección a dos, al "Tete" Medina y al "Juanito", un camarada que vivía más arriba de la Héroe de Nacozari, al hablar con ellos se perdió con su famoso silbato colgado en su cuello, a nosotros ni nos peló y agarra rumbo para el Centro Social, lugar donde habitaba; al paso del tiempo surgió otro buscador de nuevos valores; ese era Don "Toño", un señor alto y moreno que agarraba cotorreo y formó un equipo llamado los “Pequeños Gigantes”, ahí conocí al "Maradona" Humayense el “Chino Sobrevilla Pérez” , uno de los mejores jugadores que haya brotado  por estas tierras. Como a nosotros no nos pelaban, hicimos la selección de la escuela, la llamamos “Profesor Varela Reséndiz”, era la raza de la tarde, señalaré algunos nombres, de los jugadores, el "Toño" Rocha, Elías Cuadras, el “Pollo Magallanes”, el “Paraguas”, Rubén el “Tira Balas”, el "Yorks" Valenzuela, el famoso “Canbuble”, por acordarme de algunos. 

Un sábado nos tocó jugar en el parque CCC ya que ahí era el lugar de aquel encuentro esta vez nos tocó con los cremosos de la "Chapule", íbamos a la batalla como cualquier soldado que lo llama su nación, cuando pasamos por una alcantarilla quedándose el "Paraguas" atorado. La vedad ese día no fui yo no tenía para el camión y me quedé en el Info  agüitado. La alcantarilla estaba a un lado de la Ley del río, lugar donde se acumuló una gran fila de tráfico porque el "Paraguas" estaba atorado y no lo podían sacar, por más lucha que hacían los plebes, fue hasta que un señor se bajó de su carro y les dijo quítenle el tenis al niño, para que salga su pie, pero el "Paraguas" no quería ya que el tenis se quedaría adentro del drenaje, pues lo agarraron y le desabrocharon el tenis y este cayendo al vacío del drenaje dejando descalzo de un pie a nuestro amigo, el juego terminó y nuestro amigo se vino caminado descalzo hasta el mercado Garmendia para tomar su camión. Quizás el “Caballo” y Don “Toño” jamás nos seleccionaron, pero  creo, que si nos la rifamos en el futbol.

 

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.