[ Cerrar ]

El "Pioquinto"


Publicado el 24 de Octubre del 2016 12:06 p.m. OPINIÓNAndanzas



Circulaba el año de 1980 cuando la maestra de la escuela se le ocurre poner a revisar la higiene de todos los chavales del salón en eso el "Pioquinto" un morro delgado de pelo chino se puso más tembloroso que una gelatina recién salida de la nevera, no era para menos ya que el poseía el ganado más numeroso de la tierra los piojos. Y tenía miedo que la maestra le esculcara la cabeza, pero tenía algo a su favor era muy inteligente y lo pusieron como jefe de fila y se salvó por un pelo de cochi y le tocó ser el verdugo de los morros cochinos. En la casa del "Pioquinto" no sabían cómo es que era tan inteligente y una tía de el un día lo espulgó y le sacó más ganado que cualquier ranchería que hubiera en ese lugar y esta santa señora sacó sus cuentas y comentó que su inteligencia la adquiría de su ganado piojoso. Todos los chavos que el "Pioquis" revisaba tenía que hacerle el paro ya que si no lo acusaban y le pasarían el peine de marfil, este era un peine que sacaba de todo piojos, liendres  hasta pulgas y garraptas. Se acercaban los exámenes escolares y la directora agarra a los tres más truchas de la escuela esos fueron  el "Caníbal", el "Elefante" y el "Pioquinto", a estos dos contrincantes le tenían un miedo al "Pioquis" y pensaron que les iba a ganar. En eso llega la directora un viejita más arrugada que unos pantalones sacados de la almohada en tiempo de frío. Miren niños aquí les va lo que tiene que estudiar; al que gane les daremos una libreta para ahorrar y una pluma. Con esos regalos se nos puso la carota coma la luna de octubre, ahora en día un morro actual ve esos regalos y ni le entrarían al concurso ahorita quieren puro Iphon  7 o ya de perdida un Samsung Note. Todos agarraron camino incluyendo al "Pioquis". Para mala suerte de él, llegando a su cantón lo recibe su tía y lo manda de volada a comprar un peine de marfil, al llegar a la tienda lo recibe el hijo del dueño que nunca ha servido para nada ya que siempre ha vivido a costillas de sus padres. Dame un peine de marfil le dice el "Pioquis", ¿cómo? dice el tendero, ¡un peine vaquero pues! dirás un peine piojero ahí te va. Agarra el peine y le dio los cinco pesos  y se marchó a su casa. Llegando lo agarra su tía y le da unas peinadas que hasta sangre le salió de la chompa, pero le tumbo todo el ganado piojino junto con las famosas liendres. Al otro día al hacer el examen saca el último lugar ni modo "Pioquinto" le dice la directora ten te voy a dar estas hojas blancas como premio de consolación. Al  llegar a su casa le cuenta su tía y esta le replica ¡te dije que tu inteligencia era por los piojos!, pues quién sabe pero al "Pioquinto" le paso lo que a Sansón, él  perdió su pelo y todo su poder, pero "Pioquinto" perdió sus piojos y toda la inteligencia.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.