[ Cerrar ]

El problema continúa, ahora vienen las enfermedades tras inundación


Publicado el 10 de Octubre del 2018 1:25 p.m. CAPITALCAPITAL



Se han realizado alrededor de mil consultas médicas por enfermedades respiratorias en Sinaloa

NN Noticias / Alexandra Figueroa

Después de lo ocurrido con las inundaciones que afectaron el pasado mes de septiembre por la depresión tropical 19-E, la ciudad lucha por ponerse en pie, sin embargo, la problemática continúa para la población, que ahora está a la merced de las enfermedades que se generan con estas inundaciones.

Se fue el agua, llegaron los mosquitos; se fueron los muebles, llegaron los hongos; se fue el miedo, llegó el cansancio; adiós a las pertenencias, hola a las enfermedades.

Desafortunadamente, los riesgos en una inundación no terminan cuando cesa la lluvia, se debe continuar trabajando para prevenir las enfermedades y las heridas que pueden acompañar los riesgos de limpieza. Las inundaciones ocasionan graves problemas sanitarios, que no solamente se presentan en el momento de la inundación, porque se prolongan cuando se produce el descenso de las aguas.

Es entonces cuando empiezan las graves consecuencias sanitarias y epidemiológicas de la inundación. Entre éstas, las más comunes son: la contaminación de las fuentes de origen del agua, que crea condiciones que favorecen las epidemias; la migración de roedores a las viviendas durante la inundación y después de ella, la formación de numerosos charcos de agua estancada, lo que facilita la reproducción de mosquitos y otros vectores, provocadores del paludismo, el dengue y otras enfermedades trasmitida por vectores. También cabe añadir que en las condiciones creadas por la inundación, aumenta en forma importante la necesidad de asistencia médica ordinaria del público en general.

Actualmente, la Secretaría de Salud se encuentra llevando a cabo acciones preventivas y brigadas de salud para orientar a la población de cómo debe cuidarse durante estos fenómenos.

Según el secretario de Salud, Efren Encinas Torres, hasta el momento no se ha presentado un brote epidémico que cause alarma, sin embargo, no se debe bajar la guardia. Entre las enfermedades que se pueden presentar, están; infecciones del tracto digestivo y tracto respiratorio, conjuntivitis e infecciones en la piel.

“Sí puede incrementarse la prevalencia del Dengue, la prevalencia del Zika y del chikungunya, gracias a Dios, de este último no hemos tenido ningún caso hasta la fecha, pero sí debemos estar preparados, porque las condiciones están ahí presentes”, indicó Encinas Torres.

En este sentido, durante este fenómeno natural, se han realizado en el Estado, alrededor de mil consultas de atención de enfermedades respiratorias, cerca de 400 consultas de tracto digestivo, alrededor de 150 casos de enfermedades en la piel y conjuntivitis.

Medidas preventivas:

La devastación física y psicológica de la comunidad después de una inundación es obvia e imposible de evitar. Para no aumentar las consecuencias provocadas por el hecho en sí mismo hay ciertas precauciones que se deben tener en cuenta.

Se recomienda a la población a no exponerse al agua encharcada y en el caso que deban hacerlo, usar zapatos, sandalias o algo que le impida tener contacto directo con la tierra, para así evitar contraer una enfermedad.

Consumir alimentos no perecibles, como enlatados, y agua embotellada tanto para su consumo como para lavarse las manos.

Espere a escuchar los avisos públicos en la seguridad del abastecimiento de agua potable.

Es realmente importante que usted recuerde practicar la higiene básica durante el período de la emergencia. No debe olvidar lavarse las manos con agua y jabón en reiteradas ocasiones.

Así como todo los culiacanenses están dispuestos a ayudar y echar la mano con despensas y apoyo a los necesitados, también resulta imprescindible que los ciudadanos apliquen una cultura de la prevención, para que los problemas que deja consigo un fenómeno como este, se den por finalizados.

 

400 consultas por enfermedades del tracto digestivo.

150 casos de enfermedades en la piel y conjuntivitis.

 

Sí puede incrementarse la prevalencia del Dengue, la prevalencia del Zika y del chikungunya, gracias a Dios, de este último no hemos tenido ningún caso hasta la fecha, pero sí debemos estar preparados, porque las condiciones están ahí presentes”.

Efren Encinas Torres / Secretario de Salud

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.