[ Cerrar ]

¿El pueblo pone, el pueblo quita?


Publicado el 1 de Octubre del 2018 8:46 a.m. EDITORIALEDITORIAL



Primero fue la bancada de Morena en el Senado quien presentara una iniciativa para modificar la Constitución e incluir la figura de revocación de mandato para el Presidente de la República, Gobernadores, Senadores, Diputados federales y locales, así como Presidentes Municipales.
Posteriormente sería la sinaloense Merary Villegas quien subiera al estrado de la Cámara de Diputados para atender una de las promesas de campaña del hoy presidente electo Andrés Manuel López Obrador, de recurrir a la revocación de mandato a la mitad de su administración para poder ratificar o revocar su desempeño.
Con estas propuestas serán los ciudadanos quienes podrán revocar el mandato del Jefe del Ejecutivos en forma anticipada por pérdida de confianza, incumplimiento del plan de trabajo o compromisos de campaña, actos de corrupción o violación de las eyes de los servidores que provienen de una elección.
Cuantas veces los ciudadanos no han demostrado su hartazgo y hasta decepción por no poder quitar del poder a gobernantes corruptos que a pesar de haber sido elegidos por una mayoría no realizan su trabajo y la decepción que esa mayoría se lleva al haberles entregado el poder y que este no realice un trabajo digno.
Lo peor viene cuando no hay manera de quitarlos del puesto hasta que cumple el periodo por el que fue votado.
Pues aquí Morena se pone a trabajar y retoma la propuesta de brindar la facultad a la ciudadanía y que así como colocó en el poder a cierto gobernante, sea el mismo pueblo quien pueda quitarle el poder, haciendo válida la revocación del mandato.
Esta propuesta ha sido vista con buenos ojos de cientos de mexicanos que buscan que en su país exista una mejor manera de gobernar, que queden fuera de la corrupción que envuelve a los políticos y que sea de manera más transparente y eficaz.
Ahora falta ver si estas propuestas de ley son aprobadas en las distintas cámaras para que sea una realidad.
Mientras tanto la sinaloense señaló durante su participación que es el pueblo quien los pone, y debe ser el mismo pueblo quien tenga la facultad de quitarlos.
Si esto se hiciera de una manera democrática los ciudadanos tendrían la facultad de hacerlo por medio de su voto con el fin de que la persona designada cumpla con la función que le fue confiada y que cuando distorsione su camino o pierda el rumbo, cuando cometa acciones que denigren su investidura o vayan contra la soberanía y principios fundamentales, sean los mismos ciudadanos quienes tengan ese derecho de revocarles el poder.

¿A usted qué le parecería esta opción?

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.