[ Cerrar ]

El "ruco acelerado"


Publicado el 31 de Enero del 2017 11:50 a.m. OPINIÓNAndanzas



Ernesto Leyva

Estaba acomodando las piedras para poner la potería para iniciar la cariada dominguera en el barrio, cuando vimos llegar mis amigos y yo a un nuevo vecino, peinaba el añejo del  1976. Era un compa cerca de 40 años. Pero lo que más nos llamó la atención, es que era alivianado, de volada nos dijo: ¿qué morros me invitan a jugar fut?, simón le contestó el "Mentiras" y empezó a rodar el balón y así sucesivamente cuando jugábamos al beis bol inclusive a las canicas y al trompo también le entraba, como era muy alivianado el “Vaquero” un camarada de esa época le puso “el ruco acelerado” ya que se ponía al nivel de nosotros y apenas éramos unos niños como el chavo del ocho; en la actualidad a estos tipos de personajes les llaman los “chavos rucos”, para que vean que de hace buen tiempo ya existían, lo que tenía el "ruco acelerado" es que hacía mucha trampa para todo y su condición de señor y de tamaño no nos atrevíamos a reclamarle, agarró fama de tramposo que  todo el Humaya ya le sacaba la vuelta.

Cierta ocasión tuvo un accidente donde le enyesaron la "pata" pero aun así seguía jugando con nosotros, un día que no hubo clases nos juntamos y decidimos jugar a las canicas, al escuchar eso el "ruco acelerado" de volada dijo: ¡yo también juego!, aun con la pata enyesada se puso a jugar con nosotros y arrastrarse como gusano, para poder tirar la canica, el "ruco acelerado" también le hacía al “mikimaus” con las morritas y era bueno para tirar el piropo, no había tía o señora que se le pasara y vestía sus mejores garras para hacerle al Pedro Infante; cierta ocasión jugando a las canicas la cosa se puso buena había un bote lleno de canicas que estaba listo para ser repartido al que ganara al "ahogado", los jugadores se fueron retirando al ir perdiendo, al final nos que damos el "ruco acelerado" y yo; se hizo un bolón porque todos querían saber quién era el bueno que ganara el juego. Tocó cambio de color cuando me aventé una jugada de antaño y quebré la canica del "ruco acelerado", este al verse perdido empezó a gritar y a decir que había "metido hueso", la cuestión es que me hizo tirar tres veces y las tres le pegue a su canica y este al verse perdido grito: ¿Quién es la esposa de Adán?, y el mismo grito ¡Eva! y agarra todas las canicas y se fue. Yo lo alcancé en su casa; estaba sentado, agarré un ladrillo y se lo aventé estrellándose casi al frente de él y llenándolo de pedazos que hasta me asuste, al  verse el "ruco" de nuevo después del polvorón que hizo el ladrillo lanzó una risotada ¡jajaaaa!, vente estaba jugando ten las canicas. Después de ese acontecimiento y hasta la fecha somos amigos, y aunque usted no lo crea sigue siendo el “super ruco acelerado”.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.