[ Cerrar ]

El "Sin amigos"


Publicado el 23 de Enero del 2017 10:54 a.m. OPINIÓNAndanzas



Por Ernesto Leyva

Hace ya  algunos ayeres como en el añejo del 1978, había un chavo muy singular de esos batallasos hasta al momento de su nacimiento dieron batalla, cuando nació los de Pericos decían que era del Humaya y los del Humaya decían que era de Pericos, pero dejémonos de políticas territoriales y empecemos la historia. El “sin amigos” es el típico chavo que todo el tiempo quería mandar el juego y sus amigos se empezaban a  enfadar  de él; cierto día íbamos armando una cariada de futbol y luego luego empezó a acomodar a la gente, como los papás del “sin amigos” tenían dinero y le daban todo, algunos morros le seguían el rollo, y terminaba mandando el juego. Le hacía al inventor y ya traía el rollo de que los carros jalaban con pura agua, era  muy soñador; a veces lo mirábamos hablar solo y platicaba sus aventuras con tanta naturalidad que hasta el mismo se las creía, su bipolaridad lo traía en la calle de la amargura, a veces lo mirábamos riéndose, al rato llorando. Al chavo lo seguían mucho pues sus amistades los tenía porque eran chavos que les gustaba la gorra o sea gorrones y les gustaba que gastara su dinero con ellos. También era el dueño de las cosas con las que jugábamos y si no jugaba él no jugaba nadie, su proceder a mí nunca me gustó. Pero como siempre el tiempo lo acomodó todo. Los papás del “sin amigos” perdieron su trabajo y al pasar eso también su capital y como ya no iba a pilotear lana, los pocos amigos que tenían se le fueron alejando igualito que a un político ratero cuando termina su periodo, lo empezaron abandonar. El destino me lo puso enfrente y como él siguió con las mismas costumbres, no hay un alma que se le acerque quise hacerle al buena gente y quise hacer amistad con él, pero siguió igual de pesado, agarre valor y le hice la pregunta del millón. ¿Oye no tienes amigos?, ¿Por qué me lo preguntas?, porque no veo que alguien te llame o te procure;  estás más solo que un político retirado, a la única que le llamas por teléfono es a tu mujer, y le hablas a cada rato ya la has de tener toda enfadada. Y tienes razón estamos por divorciarnos me respondió. Como el “sin amigos” es una persona que no tiene remedio siguió con los suyo. Por querer ser siempre él manda más , el número uno, se quedó más solo y abandonado que un cactus en el desierto, hoy el "sin amigos" ya peina canas, hoy gracias a Dios, su abuelita todavía vive, es la que lo batalla le da sus chopas y le lava la ropa ya que también sus padres lo abandonaron. A la gente siempre hay que ayudarla  de cualquier manera por que el señor destino todo te lo cobra.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.