[ Cerrar ]

Esta vez es diferente


Publicado el 10 de Diciembre del 2018 11:13 a.m. OPINIÓNDe Corazón Dorado - Por: Javier Llausas



Por: Javier Llausas

Nuestro querido Pez se quedó cerca de la gloria. En el partido más importante del año el equipo de Sinaloa tuvo errores puntuales que San Luis aprovechó para convertirse en el nuevo campeón del Ascenso MX. A pesar de irse arriba en el marcador en par de ocasiones, Dorados encajó dos veces el empate en contra. La primera ocasión justo antes de terminar el primer tiempo cuando jugaba con 10 jugadores tras la salida momentánea de Vinicio Angulo por lesión y la segunda con un autogol. Ambas situaciones fueron aprovechadas por el conjunto local que movió sus piezas, poco a poco logró dominar el partido y en tiempos extras culminó una remontada espectacular para quedarse con el título.

Hay tristeza en todos nosotros, pero sin duda esta vez es diferente. Nuestros fantasmas gravitan entre orgullo y nostalgia. Los Dorados de Maradona hicieron lo que nadie creía posible, nos regalaron remontadas épicas, momentos espectaculares y el sueño que todo aficionado al futbol desearía: Un equipo cuyo plan de juego es ir siempre al frente (y siempre es siempre) con un “entrenador hincha” que proyecta pasión por el juego contagiando a todos a su alrededor.

Fuera de la cancha hubo varias cosas que lamentar con fallas que, si bien no manchan el triunfo del merecido campeón, dañan el trabajo e imagen de una institución que intenta posicionar un nuevo proyecto y que incluso ya había participado en la realización de partidos internacionales.

Mención aparte del mal comportamiento de pseudo aficionados que durante todo el partido estuvieron arrojando objetos al terreno de juego, el protocolo y logística para la atención al club visitante falló rotundamente. Nada justifica la reacción de Diego Maradona tras finalizar el encuentro, pero es increíble que el entrenador de Dorados haya sufrido agresiones en su mismo palco sin que existieran consecuencias y que no se hubiera podido montar un operativo mínimamente competente para que una vez finalizado el encuentro pudiera ser retirado de la zona de palcos sin tener conflictos con las personas que lo esperaban en el pasillo. Parte de la delegación del Gran Pez que pudimos haber acompañado a Maradona en su salida estábamos separados del entrenador ya que no se tuvieron los espacios acordados para la directiva visitante y algunos empleados y jugadores del pez terminamos viendo el juego con los aficionados Dorados en las gradas. Para el recuerdo fue muy lindo gritar los goles al lado de la familia Dorada, pero no quiero imaginar lo que tendríamos que haber pasado al momento de abandonar la zona si Dorados hubiera logrado ganar.

Sin duda la final número catorce en la historia del gran pez nos deja muchas enseñanzas tanto dentro como fuera de la cancha y un sentimiento de revancha que todos los que formamos parte de Dorados canalizaremos con mucho trabajo y pasión para pelear por el Clausura 2019 y disputar la gran final de Ascenso.

Muchas felicidades al Atlético de San Luis y esperamos poder enfrentarnos de nuevo una vez más.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.