[ Cerrar ]

Fiel a las convicciones contra Brasil


Publicado el 3 de Julio del 2018 10:28 a.m. OPINIÓNDe Corazón Dorado - Por: Javier Llausas



Por: Javier Llausás

 

“El fracaso es formativo, nos vuelve sólidos y coherentes, nos acerca a las convicciones”, contestó alguna vez Marcelo Bielsa, uno de los entrenadores más influyentes actualmente en el futbol cuando se le cuestionó su sentir ante derrotas que marcaron su carrera.

Tras la derrota por siete goles frente a Chile en Copa América y en la etapa más difícil de Juan Carlos Osorio al frente de la selección mexicana, el entrenador colombiano buscó ayuda para sobrellevar el descalabro y uno de lo personajes en los que se apoyó para “sanar” la derrota fue Bielsa.

El resto de la historia ya la conocemos con un equipo mexicano calificando sin problemas al mundial y sorprendiendo a todos en el partido inaugural del mismo al derrotar a Alemania un gol por cero, victoria en la que además de dedicarla a la afición de México, Juan Carlos Osorio tuvo palabras de afecto para el entrenador argentino que lo ayudó a “sobrellevar el fracaso”.

Después de hilvanar un segundo triunfo frente a Corea del Sur, la selección mexicana llegaba al último partido de la mejor manera jamás pensada con la posibilidad de terminar primer lugar del grupo de la muerte ganando o empatando contra Suecia, conjunto frente al cual todos sabíamos desde hace seis meses que México se jugaría el pase.

Fue ahí que se vino un “cambio sin cambios” y Juan Carlos Osorio dejó atrás su sistema de planear cada partido de manera diferente y sustituir jugadores. En vez de adaptar su sistema como siempre lo hacía para contrarrestar al rival (en este caso analizando a Suecia su idea inicial era jugar con tres centrales) el seleccionador planteó el mismo equipo del sábado anterior y con Suecia jugando por nota los jugadores mexicanos no pudieron resolver los momentos claves del

partido.

¿Por qué Osorio mantuvo el mismo once?, ¿hubo un consenso?, ¿El "momentum"; entre los involucrados provocó seguir con los mismos jugadores? Eso no lo sabemos. Juan Carlos Osorio reconoció después del partido que no planteó lo que su cabeza le decía en un primer instante. Sin embargo, la responsabilidad es compartida porque si los jugadores estaban cómodos con el planteamiento NO lo desarrollaron y ante la desventaja no supieron sobreponerse.

México perdió la posibilidad de colocarse en una llave mucho más accesible, situación que muchos menosprecian con la frase de “para ser campeón hay que ganarle al que sea” pero está claro que el primer lugar de grupo por lo regular obtiene facilidades en la ronda de dieciséis como las tuvo Uruguay en el 2010 o Costa Rica en el 2014 para lograr grandes participaciones mundialistas.

Particularmente soy de los defensores de Juan Carlos Osorio desde que inició su proceso y me agrada bastante que el entrenador nacional tenga un perfil serio, estudioso y profesional en un país futbolísticamente tan “histriónico” y volátil en su medio ambiente como el nuestro.

México sobrevivió a la pesadilla, así como Suecia sobrevivió a la suya contra Alemania y los equipos que sobreviven a las pesadillas tienden a obtener mejores partidos inmediatos. El próximo lunes México le ganará a Brasil si logra mantener su mentalidad y concentración en alto, pero por sobre todas las cosas, si le es fiel a sus convicciones.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.