[ Cerrar ]

La bomba “H”


Publicado el 14 de Noviembre del 2016 1:25 p.m. OPINIÓNAndanzas



 

Por Ernesto Leyva

 

Corrían los tiempos mozos del 1979, cuando me estaba echando unos huevos estrellados con tortillas doradas abajo, cuando llega el "Chopas", un morro con cara de pescado  y más feo que quitarle un dulce aun niño. 

¡Hey!, vente le están pegando al "Orejón" ¿y eso? le repliqué; lo que pasa es que le ganó a las canicas al "Chango" y este le quiere pegar, dejé mi desayuno y de volada fuimos al lugar de los hechos ayudamos al "Orejón"  y pusimos en santa paz al "Chango". Pero este nos amenazó que para la otra él se vengaría. En eso estábamos cuando llega el "Bomba “H”" este era un morro de buenos aires y no precisamente de Argentina, si no que se aventaba unos aires que para que les cuento, era un chaval tan flaco que creo que no llegó a conocer su sombra  tenía unas piernas tan venosas que parecía que pasaban todas las carreteras del mundo por su flaco y esquelético cuerpo, llegó en ese tiempo la temporada de canicas  donde las agüitas, los tiros y los balines agarraban un valor incalculable para los chiquitines de ese añejos, como el "Orejón" era más malos para jugar a la canica como un discurso de político en campaña y agarró a la "Birria" como compañero y jugaron a la rueda contra el "Chango" y la "Viruta", el juego era de pronósticos reservado ya que el "Chango" y la "Viruta" eran igual de malos que la "Birria" y el "Orejón", pero al igual el juego esta echado. La cosa perdió color cuando la "Birria" se aventó una jugada de antaño ganando el juego y provocando la ira del "Chango", este abusón ya que era más viejo que ellos pues ya pasaba los veinte ya tenía escobeta en el pescuezo y los chavos le tenía un miedo gigante. Les dije que me las iban a  pagar ahora si se amolaron, les arrebato los botes de canicas dejando a los plebes llorando como si les hubiera muerto sus abuelitas, en eso estábamos cuando agarramos valor y acorralamos al "Chango" y le hicimos bola, devuélveles las canicas a los chavos le dije con una voz de general mariguano ya retirado, en eso llega la "Bomba “H”"  y se aventó unos buenos aires que al "Chango" no le quedó de otra que tirar los botes llenos de canicas, al darnos el tufo todos corrimos; como  quedo baldío ese lugar, creo que ni las cucarachas quedaron vivas del soplado de la "Bomba “H”"  y ya ven dicen que estos animalitos  son los únicos que sobreviven a las bombas atómicas  pero con la "Bomba “H”" no quedó ninguna, salimos corriendo y al llegar a la cuadra le dimos las gracias al "Bomba “H”" porque si no el "Chango" nos hubiera dado una tunda que para que les cuento, abrazamos a la "Bomba “H”" y le dimos parte de las canicas como agradecimiento en eso nos dice plebes ¿no les da un olorcito como a empanaditas recién horneadas?, al oír eso respiramos profundo y ¡guacala! era un buenos aires de la "Bomba “H”" que se acababa de echar salimos corriendo olvidándonos de las canicas solamente huimos de esa bomba mortal.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.