[ Cerrar ]

La caída de un invulnerable


Publicado el 8 de Junio del 2015 12:16 p.m. OPINIÓNISTAR MEZA



Caso Salomé Rodríguez Manjarrez

 

Ser jefe tiene sus privilegios, pero no es garantía de ser una persona intocable y mucho menos intachable, por el contrario, se trata de ser un buen dirigente, responsable y honrado, pues cualquiera puede perder la confianza de su máximo tras cometer un error, y para muestra clara un botón; Salomé Rodríguez Manjarrez salió oportuno, de la dirigencia de la Sección 27 del SNTE, aunque con la mancha de peor secretario general en la historia del magisterio federal en Sinaloa. Se dice que fue descubierto como dice el dicho, de in fraganti, lo que ocasionó la perdida de confianza por parte de Juan Díaz de la Torre, dirigente nacional del sindicato.  

Se dice que la auditoría reflejó un malversación de más de dos mil millones de pesos  del Fideicomiso Sistema de Ahorro y Préstamo que  Salomé Rodríguez recientemente entregó a los maestros y no representó ni la tercera parte de lo real, acusado de un desfalco que representa claramente la caída del dirigente con licencia, quien actualmente es señalado por el sindicato nacional al cual decepciono al llevar a cabo un mal manejo de recursos.  

Y para bajar el nivel del agua a la presa y no se les desbordara y se ocasionaran más daños colaterales, ya comenzaron a darse las primeras bajas de su equipo en puestos directivos de la SEPyC, tal es el caso del subdirector de primaria, del jefe de departamento de Telesecundaria, de secundarias generales y del jefe del departamento de Educación Especial.   

Algo que parece demasiado atrevido, es que en medio de dichas acusaciones y sospechosísimo, se encasilló como candidato a diputado del Partido Nueva Alianza por el 06 Distrito Electoral Federal, evidentemente sin ninguna posibilidad de triunfo, tras las desacreditaciones que surgieron de traiciones a la dirigencia nacional, malversaciones de recursos sindicales, tráfico de plazas en confabulación con funcionarios de la SEPyC, entre otras injerencias más. Aunque se dice que fue estrategia de castigo que  tomó el dirigente nacional Juan Díaz de la Torre, para mandarlo a la “banca electoral” y jugara un papel vergonzoso, agachado y humillante en el proceso electoral, por la deslealtad e ingratitud hacia el sindicato.  

No podemos saber que fue lo que realmente sucedió, ¿Qué sucede entre el sindicato nacional del SNTE y la Sección 27? ¿Existe un problema interno entre el ex líder estatal y su líder nacional? o es que el problema radica en la idea que comparten algunos jefes o dirigentes de ciertas organizaciones o sindicatos de creer que por estar  en la cúspide ocupando tal o cual puesto y con tan solo un poco de poder, han llegado a ser intocables, de ser así considero que se encuentran en un error y retomo lo que mencione en una publicación anterior, el estar al frente como en este caso en el SNTE Sección 27, los hace más vulnerables y expuestos al ojo del huracán, cosa clara que Salomé no consideró.  

Creyó que su engaño pasaría desapercibido y que nunca sería enjuiciado ni condenado, cosa que quedó reducida a su credibilidad de supuesta invulnerabilidad. La realidad hizo pólvora la confianza del ex dirigente de la Sección 27, por lo que ahora se encuentra con probabilidad de ir a prisión como sucedió con la ex lideresa nacional del SNTE, Elba Esther Gordillo, quien al parecer también se creía invulnerable, lo cierto es que Juan Díaz de la Torre ordenó encauzar una demanda penal contra quien resulte responsable por la “desaparición” de los 2 mil millones de pesos.  

El SNTE nacional señala y responsabiliza directamente a Salomé Rodríguez Manjarrez sobre el manejo irregular del desfalco y “desaparición” del dinero del Sistema de Ahorro y Préstamo, quien se podría decir se dejo llevar por la ambición, mal que aqueja a muchos,  que en el caso del ex secretario general de la Sección 27 del SNTE,  le impidió entender el significado de su labor, que era resguardar el patrimonio del magisterio, la defensa de los profesores y no la perfidia por la que se dejo llevar.  

Ante este panorama tan abrumador, es claro que se tienen que tomar medidas en el sindicato, y aunque  Juan Díaz de la Torre no ha tomado todavía la decisión de la persona que se hará cargo temporalmente de la Sección 27 del SNTE, lo que es evidente es que Salomé ya no regresará, su creencia de invulnerabilidad lo hizo caer, por lo que la dirigencia nacional del SNTE  lo retiró para posicionarlo en la imagen de candidato y a decir de muchos “pirata” para  diputado federal. 

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.