[ Cerrar ]

La esperanza de un México mejor


Publicado el 3 de Julio del 2018 8:59 a.m. OPINIÓNEl Clarín Por: Juan Bernardo Martínez Ventura



Por: Juan Bernardo Martínez Ventura

 

No es posible solicitar la perfección en los hombres, ya que el ser imperfectos es parte de nuestra humanidad, es parte de nuestra naturaleza, pero tenemos que tomar en cuenta que es nuestro deber y poder como seres humanos, el hacer lo mejor que podamos para mejorar nuestro mundo, en el caso de los mexicanos, es nuestro deber y poder el de mejorar la parte del mundo que nos corresponde, es decir: a los mexicanos nos corresponde mejorar a México.

El día de las votaciones cometemos el error de entregarles la responsabilidad de mejorar a México a un puñado de personas, a políticos que no precisamente quieren mejorar el país. El día de las votaciones, los mexicanos cometemos el error de responsabilizar a los políticos de hacer los cambios y estrategias que prometen en sus campañas, para que al paso del tiempo no volvamos a dar cuenta que no sucede lo prometido y que brevemente después de ese ligero despertar de conciencia se presenta nuevamente la época electoral junto con sus campañas y sus nuevos participantes, y así cada período de gobierno. El día de las votaciones los ciudadanos limpian su conciencia (por así decirlo) y se exculpan de la responsabilidad de hacer la adecuada parte, la parte de trabajar conscientemente por nuestro país y que podría hacer a México el país que siempre hemos esperado o soñado tener. El día de las

votaciones los mexicanos aceptan también que “el pueblo tiene al gobierno que merece”, un pensamiento creado por Joseph de Maistre (1753-1821), afirmando que “cada pueblo o nación tiene el gobierno que se merece”, frase que en lo personal a pesar de la verdad que podría en primera instancia mostrar, también creo que es una frase conformista que le permite al pueblo ser tan malo como su gobierno lo sea, llanamente también me parece un pretexto para la mediocridad del gobierno. El día de las elecciones los electores cometen el error de suponer a sus candidatos como personas perfectas que no podrían más que simplemente cumplir con sus promesas, y ésa es su esperanza, la de que las personas a quienes les dejan el poder de gobernar

cumplan con lo que prometieron. En fin, el día de las votaciones los ciudadanos cometen el error de dejar la tarea de la mejora y de gobierno a los políticos y se deslindan de la responsabilidad de ser ellos (los ciudadanos) quienes obliguen la mejora del país a través de un gobierno también obligado a realizar lo necesario y adecuado para el beneficio del país y de sus habitantes. El día de las elecciones los ciudadanos cometemos el error de seguir con las consciencias cerradas. 

Cuando los mexicanos entiendan que es tarea de cada mexicano caminar en la misma dirección, de participar en el desarrollo del país y que debe de hacerlo sumado a todos los mexicanos, ése día los mexicanos podrán gozar de esperanza, porque está en la acción de cada ciudadano trabajar por lograr la loable meta de tener un México de progreso.

Un México de trabajo y unidad, en el que todas las personas honestamente toman la responsabilidad de su labor y papel productivo de la sociedad, trabajando con la idea e intención completa de hacer bien su trabajo y que con eso beneficiará al país completo. Un México en donde la educación sustente un nivel más que aceptable, superior a lo que en la actualidad puedan encontrar en cualquier institución escolar. Un México en el que se respete realmente a la naturaleza, a la vida, a los animales y los ecosistemas, un México en donde las cosechas sean abundantes, en donde las actividades agropecuarias sean suficiente para las necesidades de los mexicanos y nos permita compartir de su riqueza con el resto del mundo de manera justa. Un México en donde la energía sea generada y usada de manera inteligente y eficiente.

Un México en donde los recursos naturales y humanos sean aprovechados de manera sabia y sin abuso de ellos. Un México con desarrollo científico y tecnológico. Un México con mexicanos sanos, con servicios de salud dignos y superiores a lo esperado. Un México en donde todos estén dispuestos a trabajar por la humanidad (y en especial por los mexicanos) con un espíritu de Servicio. Un México con tolerancia y sabiduría para aplicarla. Un México con inclusión, respeto mutuo y compromiso nacional. Un México con patriotas, con humanidad. UnMéxico en donde la violencia no es prioridad en la vida nacional. Un México con cultura, con deporte, con arte, con alimentación y nutrición, con salud, con comunicación, con seguridad, con felicidad, con paz. Un México con todo lo bueno que cada mexicano ha soñado algún día. 

Ése México, queridos lectores, NO DEPENDE de ningún político, depende de todos los mexicanos. No podemos ni debemos entregar la responsabilidad a un puñado de personas, debemos  hacer por nosotros lo que nosotros podemos hacer participando de forma inteligente.

Y cuando se te presente la oportunidad de participar de esta manera, NO LO DUDES Y HAZ TU PARTE, no le dejes a nadie TU responsabilidad.

Medita, reacciona, trabaja. 

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.