[ Cerrar ]

LA TARJETA DE DEBITO


Publicado el 14 de Mayo del 2017 8:30 p.m. OPINIÓNSéneca



 

Por Séneca

En la actualidad la tarjeta de débito es un instrumento muy utilizado por la gran mayoría de las personas, los usuarios prefieren realizar sus compras con su tarjeta de débito o crédito que en efectivo.

Este tipo de tarjetas pueden utilizarse para pagar prácticamente en cualquier establecimiento, desde tiendas de autoservicio o departamentales hasta farmacias y restaurantes, con la ventaja de no cargar efectivo ni pagar interés. Además, te permiten consultar el saldo y los movimientos de la cuenta asociada con mucha facilidad.

Nos encontramos a veces con algunos problemas que si sabemos que hacer podemos reducirlos, en ocasiones podemos notar que se hacen cargos indebidos en nuestra tarjeta de débito y esto afecta directamente nuestro saldo, esto es, si se realiza un cargo indebido a mi tarjeta de crédito, no es mi obligación pagarlo, el banco realizara la investigación pertinente después de que yo haga mi reclamo y bonificara esa cantidad.

Si lo anterior sucediere en mi tarjeta de débito es diferente, pues será descontado del saldo que yo tengo ahí, será retirado de mi dinero, el banco está igual de obligado a que después de realizar yo mí reporte ante ellos bonificarme el importe, pero en lo que eso sucede mi saldo se verá afectado.

Entonces, ¿será mejor dejar de usar las tarjetas de débito? ¿Deberíamos tener el dinero en efectivo en la cartera o el bolso?, no, no es necesario, podemos seguir usando esas tarjetas y desarrollar hábitos que nos ayuden a tener un mayor control.

No significa que estos hábitos erradicaran el riesgo de sufrir un cargo indebido en nuestras tarjetas o una clonación de esta, sin embargo, si nos ayudaran a tener un control de tal forma que si sucediera esto, será más fácil recuperarlo. Podemos seguir estos consejos para poder conseguir ese control:

 

> Conoce los términos y condiciones de la institución financiera en cuanto a robo, clonación o cargos duplicados o indebidos en tu tarjeta.

> Pregunta en tu banco los costos por usar sus propios cajeros automáticos o bien por usar los de los otros bancos, comisiones por compras en internet o retiro de efectivo en ventanilla o en la caja del centro comercial.

> Ten anotado en un lugar privado tus números de tarjeta, vencimiento y teléfonos del servicio de tu banco para reportar cualquier situación.

> Usa un NIP que no esté asociado a una fecha de cumpleaños, o tu número de casa, incluso hay personas que ponen como NIP los últimos 4 dígitos de la tarjeta, estoy seguros que hay cierta numeración que nosotros podemos recordar fácilmente sin que este asociada a estos.

> Seria formidable tener asignado un lugar para tus plásticos, al grado que aunque te quedaras ciego pudieras encontrarlo, algunas personas no tienen un lugar específico para ellas y es más probable extraviarlas.

> Conserva tus comprobantes de pago y cuando llegue tu estado de cuenta revisa que solo estén los cargos que tu efectivamente realizaste, así podrás notar si hay algún cargo indebido más fácilmente.

> Cuando pagues con tu tarjeta no la pierdas de vista, existen dispositivos muy pequeños que pueden guardar la información de tu banda magnética y después pueden ser clonadas, afortunadamente existe ya un chip de seguridad, sin embargo debes mantenerte atento a los lugares donde son insertados,

> No las maltrates, a veces las usan para destapar refrescos, abrir puertas, etc. eso las daña y después estas molesto porque la terminal no las acepta

> Usa la banca por internet, esto te ayudara a ver en tiempo real tu cuenta, de tal forma que si tienes una duda sobre algún cargo podrá verificarlos sin tener que ir a ninguna sucursal, te ahorraras el viaje y las filas en el banco.

 

Como siempre en estos temas, la disciplina es muy importante para poder tener un control de tus finanzas y manejarlas mejor, estoy seguro que hay otros hábitos muy buenos que podemos poner a la práctica y no ser víctimas fáciles de los fraudes.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.