[ Cerrar ]

“Lo tienes porque lo soportas”


Publicado el 28 de Julio del 2017 1:55 p.m. OPINIÓNEl Clarín Por: Juan Bernardo Martínez Ventura



Por: Juan Bernardo Martínez Ventura

 

La política tradicional grita entre líneas no escritas, que quien gana es porque hace perder a alguien. Hay cosas que si bien no están escritas en un manual, deben de ser del claro conocimiento y manejo por las personas que la ejercen, en el caso de la política, hay muchos artículos y párrafos no escritos, que, como dije antes, GRITAN  en alta voz que existen. El hecho de que alguien gane es porque no precisamente es mejor opción, sino que hizo perder a su oponente. Este comportamiento no es precisamente la manera más digna de actuar en una competencia política CUANDO buscas el beneficio del pueblo; y por supuesto, no es parte de un carácter que quisiéramos que los gobernantes tuvieran por naturaleza, porque en el afán de estar en el poder y verse beneficiados por los privilegios que el ser gobernantes les da, estarían al mismo tiempo pisoteando la reputación, la carrera o el estilo de vida de sus oponentes, y aún peor, estarían basando su opulencia resultante de la miseria de su pueblo. ¿Qué de digno se le puede encontrar a alguien que basa su crecimiento político con la derrota de los demás?, ¿qué tipo de persona es el político que basa su riqueza en la miseria popular?, ¿qué de noble hay en tener un gobierno rico con un pueblo pobre?... ¿USTED QUÉ PUEDE COMENTAR AL RESPECTO?

La moralidad es el conjunto de costumbres y normas que se consideran BUENAS para dirigir o juzgar el comportamiento de las personas en una comunidad; Y si la comunidad se ACOSTUMBRA a tener gobernantes dispuestos a enriquecerse con sus privilegios, estará voluntariamente, la comunidad, aceptando este tipo de comportamientos de sus gobernantes, estará flexibilizando sus estándares a tal grado de llegar a aceptar la corrupción como parte natural de su desarrollo social; esa comunidad flexible estará aceptando el chantaje, la extorción, el robo, el fraude, el desfalco y todos los delitos que se le relacionen directa o indirectamente. ¿PODRÍAS DECIR QUE LA SOCIEDAD EN LA QUE VIVIMOS YA ACEPTA TALES COSAS?

Hay personas que prefieren no decir o aceptar las cosas como son, que tomarse la paciencia de reflexionar y concluir correctamente. Hay personas que toman por sabiduría esos GRITOS NO ESCRITOS de la política. Hay personas que creen firmemente en que se tiene que pisotea, de alguna manera, los derechos de los demás para hacer política. Hay personas que defienden las aportaciones históricas y a capa y espada pelean la idea de que no existe nada mejor, aunque francamente son flojos para tan siquiera pensarlo y por eso siguen pisando los derechos de los demás.

La política tradicional, o por lo menos la que se lleva en estos momentos ha sido desarrollada y estudiada por pensadores que en su tiempo provocaron grandes beneficios en la aplicación de la política. A través del tiempo el desarrollo de la política y de los gobiernos ha ido cambiando, y convenientemente ha ido cambiando y adaptándose en beneficio de quienes manejan la política y los gobiernos, y en la mayoría de los casos, se ha ido adaptando a las necesidades convenientes en beneficios de los ostentadores de las riquezas cada cual en su época, escribiendo y moldeando a la política con sus reglas y sus estados de derecho, dejando a un lado el propósito original de la política, el de beneficiar al pueblo.

¿ACASO NO ES EL BIENESTAR DEL PUEBLO LO QUE LOS POLÍTICOS DEBERÍAN DE BUSCAR ÚNICAMENTE?, ¿ACASO NO ES EL PUEBLO QUIEN DEBERÍA DE ADMINISTRAR LOS RECURSOS DEL PUEBLO?

Parece que es cierta la frase que el pueblo tiene el gobierno que merece, porque se merece que lo mantengan pisoteado porque no hace nada para impedirlo. El pueblo ha llegado a aceptar la corrupción como algo natural; también tal parece que la sociedad mexicana está aceptando la impunidad de aquellos que han robado, sobajado y asesinado a sus ciudadanos, como en los casos actuales de delincuentes exgobernadores corruptos. También al parecer la sociedad acepta la estupidez, la justificación, y se deja engañar brindándoles nuevamente la confianza a nuevos rateros de los mismos partidos políticos, suponiendo que “ahora sí” van a cambiar y a hacer bien las cosas, ahora sí cumplirán sus promesas y ahora sí no serán robados ni lastimados por sus gobiernos.

Hablar de política no es lindo, encontrarás que alguien gana y muchos pierden, podrías hartarte de esas historias. Y actuar en contra de la política tradicional es muy difícil, porque viendo encuentras que la realidad debería de ser otra, y hay frustración en lo muy difícil que es cambiar esa realidad conveniente para la mayoría simplemente porque la mayoría está atendiendo otros asuntos de menor importancia.

El mejor camino es hacer PROPOLÍTICA, beneficiar al pueblo sin esperar riqueza a cambio. Aceptas la realidad y la cambias personalmente junto con los que quieren cambiar también y servir a los demás sin buscar beneficio propio, cuando cambies. La situación cambiará y se gobernará beneficio de la mayoría del pueblo; y los antiguos poderosos y ricos tampoco perderán pero tendrán que ceder a que haya progreso para todos y no sólo para ellos.

Juan Bernardo Martínez Ventura

( juanbernardo@elclarinmx.com )

El Clarín de México

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.