[ Cerrar ]

Los tiempos cambiaron, igual la forma de medir las preferencias electorales


Publicado el 5 de Junio del 2017 10:49 a.m. EDITORIALEDITORIAL



El país entero tiene los ojos puestos en el Estado de México, donde el próximo domingo se verán las caras los candidatos que buscan por medio del voto ciudadano ser el próximo gobernador del Estado de México y esa atención está puesta en ellos porque dependiendo de quién sea el ganador de la elección será un parteaguas para conocer el posible comportamiento de las próximas elecciones del 2018 en todos los estados.

Ese puede ser catalogado como el sensor de cómo se dejará venir los resultados electorales para la lucha por la Presidencia de la República.

Aquí los termómetros ya no funcionan como lo hacían antes, cuando las encuestas mostraban al que llevaba la delantera y los medios de comunicación señalaban al candidato que tenía las mejores posibilidades de ocupar la silla.

Y esto se debe a que los ciudadanos están mandando señales muy claras, las encuestas ya no son confiables como lo eran hace algunos años, se puede ver a las personas  con las camisetas de los distintos candidatos de los diferentes partidos, y aceptando las cosas que les regalan los encampañados, sin embargo verlos ataviados así no significa que sea por el candidato al que eligieron para darle su confianza.

Si antes los líderes de las colonias tenían controlada a la población para lograr sus votos ya no es así, esto ya no es una estrategia confiable porque a la hora de emitir el voto la gente es libre, y eligen al candidato de su preferencia, sin importar si le dio o no una camiseta.

La ciudadanía muestra una tendencia de enfado, aseguran que están hartos de ser tratados como instrumento de campaña, sobre todo porque descubrieron que al llegar el gobernante, este sigue pensando que todo está bien y que el mundo de la gente es perfecto, y al vivir en su zona de confort  no bajan la mirada para ver a su pueblo, ese mismo pueblo que dio su voto para que ellos llegaran al poder.

Y esa es la parte más triste que no se dan cuenta que la gente ya los ve de otra manera;  tan es así que a los gobernadores  se  les ha llegado a  faltar al respeto, ya no son visto con el respeto que siempre se habían visto, que era el que tenía el poder en el estado. Ahora, cualquier persona les grita y les dice unas cuantas verdades y no tiene consecuencia.

Pero también en muchas ocasiones ellos mismos se lo han ganado al ignorar a su pueblo.

Aquí lo que tenemos que reconocer es que el hecho de que las encuestas y los medios de comunicación digan puede tener una ligera tendencia pero la realidad se reconoce al momento del conteo del  voto, ha sucedido en otros estados donde las fuerzas menores se van al número uno y los partidos del poder se van a lugares muy bajos.

Esta es la muestra de que la gente está harta, y los castiga, hay muchos factores que intervienen, ya no es la encuesta y los medios que te bombardean día y noche con la presencia de un candidato.

Hay algunos que dicen que en México no nos puede ir más mal de lo que estamos, pero en realidad sí nos puede ir peor; el mismo Andrés Manuel López Obrador se compara con Fidel Castro o Hugo Chávez,  veámonos  en el espejo de Venezuela y Cuba, donde la gente no tiene ni qué comer, ¿queremos eso para México?

Afortunadamente la gente ya no se deja engañar con las falsas promesas de los políticos.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.