[ Cerrar ]

Más de 40 mil familias lloran un familiar desaparecido


Publicado el 11 de Febrero del 2019 8:59 a.m. TERRITORIOESTADO



De acuerdo a la información más reciente del Registro de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), al 30 de abril de 2018, se tenía un registro de 40 mil personas no localizadas

NN Noticias/Alberto Cortez

 

La violencia en México no sólo deja cuerpos sobre una brecha polvosa o a un costado de la carretera, también se manifiesta de forma silenciosa y lánguida, se convierte en una tortura a través de las horas, días, meses o años de espera, es una muerte lenta cuando el ser querido no aparece y las autoridades no dan respuesta. 

De acuerdo a datos del Registro de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), en México se contabilizan al menos 40 mil personas no localizadas de las cuales se estima que 3 mil correspondan a Sinaloa. 

Para las madres que buscan a sus hijos e hijas faltan palabras apropiadas para definir el dolor que provoca la ausencia, la falta de resultados por parte de las autoridades y una serie de violaciones complejas y acumulativas de los derechos humanos, las ha orillado a convertirse en rastreadoras, en sabuesas y en voces que claman respuesta. “Desgarran” la tierra con la esperanza de encontrar los cuerpos de los ausentes, de quienes sólo iban a una fiesta o a encontrarse con un amigo, de aquellos que se fueron para no volver. 

En contraste, se tiene un registro de 26 mil cadáveres que aguardan a la espera de ser identificados en los Servicios Médicos Forenses del país, saturándolos a tal extremo que en 2018 algunos cuerpos tuvieron que ser depositados en tráileres refrigerados que hacían las veces de morgues rodantes en un macabro recorrido interminable.  Parece argumento peliculesco pero es la cruda realidad de los muertos andantes.

En 2018, se destinaron 500 millones de pesos a la búsqueda de personas desaparecidas pero de éstos solamente 6 llegaron a los distintos colectivos en el país dedicados a las jornadas de búsqueda; este año el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció un presupuesto de 400 millones de pesos generando con ello la expectativa de estos grupos. 

María Isabel Cruz, líder del colectivo “Sabuesos Guerreras”, quien lleva dos años buscando a su hijo  Yosimar García Cruz, uno de los policías municipales de Culiacán desaparecidos en Culiacán, confiesa que las jornadas de búsqueda representan una esperanza pero a su vez, un tremendo golpe emocional y económico para quienes deciden embarcarse en la búsqueda de sus seres queridos.   

“Pues mira, nosotros más o menos gastamos entre 4 mil y 5 mil pesos, cuando traemos retro, cuando no es así gastamos entre mil: mil 500, con comida, agua, gasolina, ya con la retro es más porque cobra por hora, son 600 pesos la hora y mínimo son 4 0 5 horas las que hay que ocuparlas y ya nos sale un poquito más caro”.

“Ojala se implemente todo lo que se tenga que implementar con esos 400 millones de pesos y encuentren a nuestros desaparecidos que es lo que queremos”, expresa. 

La desaparición de personas tuvo una escalada drástica desde el 2006 cuando se desató la narco guerra entre el gobierno y grupos dedicados al narcotráfico, ésta conllevó un gasto superior al 1.8 billones de pesos en una década y afectó 29 estados del país.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.