[ Cerrar ]

México: un segundo aire


Publicado el 13 de Febrero del 2016 12:27 p.m. OPINIÓNJULIO CÉSAR SILVA CETINA



Por Elmer Ancona

Aunque México sigue inmerso en una crisis de credibilidad por todo lo que vivió en 2015 y lo que se ha dejado ver este 2016, es innegable que la captura de Joaquín Guzmán Loera “El Chapo” y de Humberto Moreira Valdés representa un segundo aire, un signo de aliento para el país y -de rebote-, para el Gobierno Federal.

Si con la fuga del principal narcotraficante se abrió una herida letal para el Gobierno Federal, con la recaptura de este capo el Presidente de México, Enrique Peña Nieto, ha salido un poco mejor posicionado.

Y eso le hace bien a México -aunque sea a menor escala-, ya que los ciudadanos vuelven a creer en sus instituciones que son lo único que tienen, políticamente hablando, para sostenerse.

Es cierto, se habla de “cortinas de humo”, de capturas peliculescas, de triunfalismos innecesarios, pero más allá de eso, la realidad es que el delincuente más buscado del país hoy está tras las rejas.

Ese es un punto a favor para el Presidente de la República. Algunos dirán que todo es un teatrito electoral por las elecciones que se avecinan, la realidad es que Peña Nieto recupera el balón que se le resbaló en la cancha del poder.

Ahora bien, la noticia de la detención del ex presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Humberto Moreira Valdés, acusado de malversación de fondos, blanqueo y organización criminal, representa otro “hitazo” para el Gobierno Federal que con toda seguridad va a capitalizar.

El ex gobernador de Coahuila dejó inmerso en la miseria a su estado, con una deuda de aproximadamente 400 mil millones de pesos; uno se preguntará qué hizo con tanto dinero durante su gestión.

El político más buscado del país –y vaya que la lista es extensa – fue abandonado a su suerte hasta por la misma dirigencia nacional de su partido, que ha dejado en claro que las instituciones no tienen nada qué ver con lo que hacen, a título personal, sus militantes.

Moreira Valdés no es cualquier politiquillo barato, por lo contrario, representa a la crema y nata del priismo nacional, a todo un grupo de poder en el que está inmersa la maestra Elba Esther Gordillo, también en prisión.

Con la detención del ex líder nacional del tricolor, la Presidencia de la República manda de otro mensaje alentador para los mexicanos: la corrupción tiene que pagarse, venga de donde venga.

Hay quien dice que en unos cuantos días se anunciará la captura del ex gobernador del Sonora, Guillermo Padrés Elías, militante del Partido Acción Nacional (PAN), quien se hizo construir una presa para regar sus tierras, claro, todo con recursos del erario.

Cortinas de humo o no, teatritos políticos o no, a los mexicanos nos conviene que la corrupción sea castigada con severidad, porque el cansancio moral, el mal humor social, va llegando a sus límites.

Sólo hay que velar que la justicia sea pareja en esto que representa una bocanada de aire para los mexicanos.

 

elmerancona@hotmail.com

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.