[ Cerrar ]

Mujer, un objeto de adorno


Publicado el 29 de Junio del 2015 9:23 a.m. OPINIÓNISTAR MEZA



 

Resulta contradictorio que se promueve la equidad de género, la igualdad entre hombres y mujeres, se dice que se ha avanzado en este sentido, y es de reconocerse que se ha luchado en la defensa de los derechos de la mujer y se han obtenido resultados  notorios en materia legislativa, política, cultural, académica, deportiva y en pro de su protagonismo en la  vida como ciudadanas mexicanas; sin embargo, se sigue viendo la imagen de la mujer como un objeto.

Estamos sumergidos en una doble moral política y hace falta sensibilizar a la sociedad, pues por más leyes que se aprueben, por más organismos especializados en este tema, por toda la inversión pública y programas que se apliquen, no será nada suficiente para frenar la violencia contra las mujeres, si no se ataca el problema desde la raíz.

Es bien sabido por la historia de México, que vivimos en un país inmerso en el machismo y esta tan naturalizado que no nos hemos dado cuenta que no se ha combatido del todo, pues las acciones que se han implementado han sido tan sólo protagonismos relámpago a la mujer y consuelos tontos a la sociedad y no proyectos de fondo que rompan la estructura atávica que impera por la autoridad masculina, sobre la subordinación de las mujeres. 

Se promueve la igualdad de género pero no se lleva a cabo, la mujer se sigue utilizando como un objeto que sirve para embellecer los espacios y ser una anzuelo comercial, pues cuando he visitado estadios deportivos, cuando he asistido a ferias empresariales, y todo este tipo de eventos; se vende la imagen de la mujer como un atractivo visual, porqué no hay hombres que se exhiban en paños menores haciendo promoción empresarial. 

Se dice que el gobierno está trabajando por la igualdad de género, pero las féminas son vistas como algo bonito, ejemplo de ello es que cuando voy a alguna secretaría o he asistido a algún informe gubernamental soy recibida por hermosas mujeres, con excelente presentación y no por hombres bajo las mismas características, es por todo esto que me atrevo a argumentar que la lucha por la igualdad no ha triunfado, que la mujer no se visualiza como un sujeto con capacidades, ya que estamos bajo una concepción que alimenta la cultura machista y por tanto se favorece a la violencia de género.

Incluso esta tan naturalizada esta cultura patriarcal, que no se ha logrado sensibilizar del todo a la sociedad, porque también he escuchado a muchas personas decir que por que tal o cual mujer tiene un cargo laboral de importancia o tiene buen ingreso económico se debe estar acostando con su jefe; que porque una mujer tiene fortaleza política y es postulada para un cargo popular debió de haber cumplido con algún favor sexual,  posicionando la imagen de la mujer como un objeto y no como un sujeto capaz de obtener las cosas por su intelecto. 

Estamos frente a un escenario de conflicto social, donde la mujer esta siendo cosificada, por lo que se debe de contribuir en el sentido de que a las mujeres no se les vea como un objeto, sino como un sujeto que piensa, siente, mira y que también tiene la capacidad para participar en todo tipo de actividades, y no solamente como un objeto embellecedor del espacio.

El desafío frente a esta problemática consiste en visibilizar y darle importancia a este problema, pues es a causa de la cultura machista que la violencia hacia la mujer se llega a ver como algo normal, esto al considerarla un objeto, por lo que  es necesario cambiar el chip de pensamiento de quienes toman decisiones y que se vea a la mujer como persona, como ser humano pues la mujer no es subordinada, somos iguales, por tanto podemos caminar juntos, trabajar juntos en el desarrollo tanto hombres como mujeres. 

Es necesario construir estrategias que rompan esa subordinación y opresión de las mujeres, esa imagen que es consecuencia de representación social y cultural y que es alimentada mediante estos actos de doble moral, por eso es que hay que romper visiones que hacen ver a la mujer como propiedad del hombre , como un símbolo sexual, un muestrario para exhibir todo tipo de mercancías y otras funciones vanales, lo que la aleja de tener un sitio propio en la vida y que la aleja de ser un sujeto con capacidades. 

 

istar.meza@gmail.com

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.