[ Cerrar ]

No les demos todo a nuestros hijos


Publicado el 2 de Enero del 2018 8:57 a.m. OPINIÓNRocío Labastida



Por: Rocío Labastida

En China existe un proverbio que dice: eduquemos a nuestros hijos con un poco de hambre y un poco de frío.

Yo no sé si mi hermana lo escucho, o sólo es resultado de la educación que recibimos de nuestros  padres, pero me sorprendí un día cerca de navidad cuando le negó un regalo muy caro a su hija a pesar de que ella es muy exitosa económicamente.

Y es que se nos olvida que no por tener una vida holgada, debemos a acostumbrar a nuestros hijos a tener de todo, viajes, coches a corta edad, ¿que van a querer cuando tengan 21? Cuando ya nada les satisfaga, entonces empezarán a llenar sus huecos existenciales con cosas de marca, que son lo mismo que otras, pero más caras, para demostrar que tienen status, y cuando eso ya no sea suficiente, el alcohol y las drogas llenarán ese espacio.

Mejor enseñémosles a vivir sólo con lo necesario, para que su felicidad no dependa de los objetos o del dinero, pues a falta de estos serán muy infelices, o estarán tentados a caer en vicios, depresión o suicidio.

Esta navidad enséñales a compartir, llévalos a una colonia marginada y que aprendan a compartir lo que ya no usan, para que aprendan a valorar lo que tienen.

No venimos a la vida a acumular, no a gastar, ni a buscar la felicidad a través de los objetos, porque esa es una felicidad muy endeble y pasajera.

Enséñales la felicidad a través de experiencias memorables, de una ida al mar, de cocinar y comer en familia, de armar un rompecabezas, de hacer un crucigrama, de contar chistes, de hacer álbumes de fotos, hay tantas formas y tantos momentos de ser felices que no tienen nada que ver con el dinero ni los centros comerciales.

Te lo aseguro, será el mejor legado que puedas dejarles, ser capaces, autosuficientes y felices, si les dejas demasiado dinero sin haberlo ganado, lo malgastaran rápidamente.

Hubo un multimillonario de Estados Unidos que cerca de su muerte heredó a fundaciones el 90 por ciento de su dinero, y sólo les dejó a sus hijos lo necesario para vivir una vida modesta, porque no quería que se echaran a perder.

Y tu.. ¿qué les quieres heredar a tus hijos? Una necesidad insaciable de comprar y presumir marcas.. o la posibilidad de disfrutar de los momentos sencillos de la vida y aprender a ser felices en las buenas y en las no tan buenas . Que su felicidad no dependa del dinero, sino de la certeza del amor de su familia, de sus dones, y de su amor por la humanidad. Enséñalo a ser feliz, enséñalo a compartir.

 

Bendiciones.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.