[ Cerrar ]

Nuestra fuerza es la Familia Dorada. ¡Qué bueno que no nos conocen!


Publicado el 14 de Mayo del 2017 8:25 p.m. OPINIÓNDe Corazón Dorado - Por: Javier Llausas



 

Por: Javier Llausás

Llegó el momento de la verdad. Para cuando se publiquen estas líneas nuestro equipo habrá jugado la final de ida por el ascenso frente a los Lobos BUAP, equipo que venció a FC Juárez y se proclamó campeón del Clausura 2017 después de un gran cierre de torneo y excelente trabajo en equipo que superó a grandes rivales, aprovechó las oportunidades en todas y cada una de las fases siendo un merecidísimo campeón.

Colegas nacionales y aficionados de todo México voltean esta semana para analizar y juzgar la llave de donde saldrá quien ocupe el lugar de Jaguares de Chiapas en primera división.

El rival del gran pez es el favorito de casi todos los “No dorados” al ser el caballo negro y la revelación, algo bastante normal en una época en la cual el consumidor deportivo busca un Leicester en cada torneo, sin embargo y ante lo cerrado del encuentro la situación no aplica en este caso como muchos creen. Otro rubro bastante álgido en estos momentos son las redes sociales, donde los aficionados al futbol mexicano en su mayoría siguen el “efecto Leicester” y la familia Dorada se enfrenta a comentarios como “si Dorados sube baja muy rápido” o “Dorados no lo merece porque ya estuvo”.

No se nos puede olvidar que la fuerza de Dorados viene de su historia y su gran afición. No podemos pretender como familia Dorada que otros tan lejanos a nosotros reconozcan a nuestro equipo o que sepan lo que hemos luchado y logrado en tan solo catorce años de historia. No podemos pretender que todos ellos entiendan que NO NOS VAMOS A RENDIR, y que si caemos una, dos o tres veces siempre habrá gente apoyando para levantar al Pez sabiendo que el pensamiento del “para que” existe sólo en gente cobarde y sin ambición… en quienes no han vivido este viaje junto a nosotros.

Gracias al futbol que no nos conocen, porque si nos conocieran no hubiéramos podido lograr remontadas espectaculares ni nos hubiéramos levantado de tantas situaciones complicadas que a la postre se transformaron en alegrías inolvidables.

Tal vez si nos hubieran conocido mejor Héctor Giménez no hubiera anotado aquel gol frente a Celaya o los rivales no hubieran dejado subir a rematar a nuestro portero para ser campeones de copa. En un escenario paralelo tal vez Pablo, Vinny y Hachen no hubieran podido llevarnos a la final que ganamos frente al Atlante.

Qué bueno que no nos conocen porque tenemos un ascenso que ganar, ¡Vamos Dorados!

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.