[ Cerrar ]

Pasa el Pack, un negocio redituable en los centros penitenciarios


Publicado el 12 de Abril del 2019 11:15 a.m. TERRITORIOESTADO



Algunas reclusas utilizan este método de prostitución

NN Noticias/Alberto Cortez 

En los centros penitenciarios las fotos de mujeres desnudas o con poca ropa representan un producto por el que muchos internos están dispuestos a pagar grandes cantidades de dinero. 

Esta nueva modalidad de prostitución se ha vuelto recurrente y para algunas mujeres es un trabajo muy redituable. 

 

De acuerdo al testimonio anónimo de una ex interna del Centro Penitenciario de Aguaruto, esta practica ha permitido la supervivencia y el empoderamiento de algunas mujeres en el interior. 

Sólo basta tener un teléfono celular con internet y conocer los puntos vulnerables de los inhibidos de señal para empezar a hacer negocio. 

 

Aunque dentro de este tipo de reclusorios los teléfonos celulares están prohibidos, relata que con un poco de dinero todo se puede.  

 

“Muchas ex compañeras de eso vivían, tener un teléfono con saldo ahí adentro es una ventaja porque además de que te mantienes comunicado con tus familiares puedes hacer negocio de muchas formas, hay quienes venden el saldo y no tienes una idea de lo caro que llega a salir”

 

“Un pack de fotos puede costar entre 500 y mil pesos, si incluyes algunos videos puede salir más caro, los otros internos te lo depositan a tus cuentas bancarias o bien, te lo ponen de saldo, es un negocio redondo”. 

 

La ex interna reconoce que en algún momento de necesidad también se sumó a esta practica a fin de sobreponerse  y poder mandarle dinero a sus hijos. 

 

“La verdad tuve que hacerlo, al principio me costó trabajo porque era algo nuevo par mi, pero luego lo vi como algo que me podía ayudar a salir de problemas, nunca mandé fotos de mi cara, sólo de mi cuerpo, nunca me hubiera animado a mandarles de mi rostro aunque algunas muchachas si lo hacían” 

 

Las internas e internos a veces coinciden en algunos eventos de convivencia con familia, ahí surgen algunos cruces y al darse el intercambio de teléfonos todo puede pasar.  

 

“Conozco algunas que han logrado mayores privilegios, se han hecho de dinero y una buena posición en el interior al hacerse novias de fulano de tal, definitivamente ahí dentro entre más bonita seas más posibilidades tienes”, relata. 

 

Aunque las autoridades penitenciarias realizan revisiones cada determinado tiempo y en ocasiones aseguran los teléfonos celulares, se trata de un mal añejo que ha evolucionado hasta encontrar nuevas modalidades que facilitan la convivencia y subsistencia en el interior.

 

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.