[ Cerrar ]

“¿Poder o Poder?”


Publicado el 5 de Junio del 2017 10:35 a.m. OPINIÓNEl Clarín Por: Juan Bernardo Martínez Ventura



Por: Juan Bernardo Martínez Ventura

 

Cuando llamamos por su nombre las cosas, es importante saber qué es lo que cubre el significado, definición o concepto de ese nombramiento. En el caso de hoy analizaremos la palabra “PODER”, para saber con qué sentido debemos de tomarlo cuando se refiere en el contexto político aplicado.

Como resultado de la suma de la raíz indoeuropea “poti” (poseedor, dueño, amo, esposo) y la palabra del latín vulgar posse (poseer, tener) se establece la palabra “posere” (ser posible, ser capaz). A pesar de que hoy existen muchas palabras con el origen en “posse”, su definición siempre tendrá a “poder” como sustantivo y no como verbo, por ejemplo: Poderoso (que tiene mucho poder), Poderío (con dominio, con poder), Posible, Posibilidad (que podría ser), Imposible (que no puede ser), Posibilitar (habilitar para que pueda ser), Potente, Potencia, Potencial (Que tiene poder), etc. Como sabemos: una palabra no puede ser parte de su definición, y aquí se cumple. Hemos de comprender que la palabra “poder” corresponde principalmente a “la habilidad o capacidad de lograr o dominar algo” (Y “habilidad” proviene del latín que hace referencia al talento, pericia, aptitud o destreza para desarrollar una tarea correcta y fácilmente, por lo que, la persona hábil logra realizar su tarea con éxito gracias a su destreza).

Actualmente el uso más habitual al que se refiere como “poder” es control, imperio, dominio y jurisdicción que una persona dispone PARA OBTENER BUENOS resultados. Así es como la palabra “poder” se involucra en el gobierno de un país, tanto así que llega a ser parte de constitucionalidad. Reitero, debemos de tener presente que el “poder” es la habilidad o capacidad de lograr o dominar algo, y obtener éxito en sus resultados; dentro de la capacidad o habilidad están las condiciones, medios y herramientas para que pueda obtener buenos resultados, en diferente orden de palabras pero en la misma intención: Si una persona no tuviera las condiciones, las habilidades,  los medios y las herramientas para realizar una tarea, no tendría el poder para obtener buenos resultados; POR LO TANTO, una persona no tiene buenos resultados si no cuenta con la habilidad para lograrlo, aunque tengas las herramientas, y de la misma manera si no tiene las herramientas, medios o condiciones, no obtendrá buenos resultados aunque tenga la habilidad para hacerlo.

La Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, determina que la soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo, y se ejerce por medio de los PODERES de la Unión, los cuales son: Legislativo, Ejecutivo y Judicial (Artículos 39 y 41).

Debemos de entender como ciudadanos que el PODER al que se refiere en la Constitución es la capacidad para lograr una tarea, Cada Poder de la Unión, son las condiciones, medios y herramientas que tiene a cabo ese nombramiento para llevar a cabo su tarea asignada, ya sea legislar, juzgar, o ejecutar la Ley.

Y en ninguna manera se refiere como “tener el poder” a la impunidad, la tiranía, la opresión, la injusticia y los libertinajes que suponen tener quienes actúan en esos equivocados aspectos de vida. NO DEBEMOS, como ciudadanos, suponer que los políticos son casi inmortales, o con poderes de superhéroes de historieta a quienes se tiene que obedecer a cambio de “no meterse” en problemas con ellos o sólo por su posición de gobierno.

El poder reside en el cargo, no en la persona, cuando se le entrega “el poder” a un ciudadano, es bajo la responsabilidad (la habilidad de responder por sus hechos), de usar adecuadamente la posición, las herramientas, medios y condiciones, para que con la aplicación sus habilidades OBTENGA buenos resultados.

Aquellos políticos corruptos y con evidentes malos resultados, no han usado bien el poder que les fue encargado usar adecuadamente. Hay que hacerlos responder por tal motivo, es decir, que se hagan responsables de lo mal que usaron el poder que se les encargó usar.

El conceder el poder (esas herramientas, condiciones y medios) a políticos que sólo buscan beneficios propios y no cuentan con las habilidades para llevar a cabo las tareas correspondientes, finalmente dará MALOS RESULTADOS.

El voto es el poder que tiene el pueblo para escoger a personas que tengan las habilidades para usar el poder de manera correcta. Como ciudadano usa bien ése poder, o tendrás que responder por haber usado mal el poder del voto.

El poder político es la capacidad y habilidad de usar las condiciones, los medios y las herramientas sobre las que se tiene ingerencia, para obtener BUENOS RESULTADOS en el desempeño de las tareas que le corresponda.

 

juanbernardo@elclarinmx.com

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.