[ Cerrar ]

Poderío azteca con tintes europeos


Publicado el 14 de Noviembre del 2016 11:23 a.m. OPINIÓNDeportes 360



Por Hugo Rodríguez

 

La Selección Mexicana de futbol se encuentra en el hexagonal final de la CONCACAF por la lucha de uno de los tres boletos que otorga la FIFA a la Confederación para asistir al mundial de Rusia-2018.

 

México llega en este hexagonal en mejores condiciones que en hexagonales pasados, en los que se sufrió en sobremanera para alcanzar la clasificación al mundial de Brasil-2014, cuando alargó la agonía hasta el repechaje contra Nueva Zelanda, por decirlo de otra manera, México clasificó de panzazo, papel indigno por el así llamado GIGANTE de la zona.

 

Las circunstancias actuales son muy diferentes a la del mundial pasado, en esta ocasión México llega como el favorito para clasificar, con un porcentaje del 94% de posibilidades para hacerlo de manera tranquila y sin problemas.

 

A pesar de los resultados pasados en la copa América, algunos descalabros y uno que otro rumor de la salida de Osorio de la Selección, el colombiano se ha mantenido al frente y encara un este nuevo proyecto en el banquillo del tricolor.

 

Los jugadores piden a la afición y a los medios de comunicación que hagan un borrón y cuenta nueva, por lo que solicitan tiempo y confianza para que Juan Carlos Osorio pueda realizar su trabajo en la misma.

 

México en este hexagonal se juega su clasificación a Rusia y pone sobre la mesa el titulo de GIGANTE de CONCACAF pues ahora la mayoría de los rivales le juegan al TRI de manera especial y a pesar que la Selección Mexicana esta plagada de nombres y estrellas que en la cancha ha quedado a deber.

 

Hablando de nombres y estrellas, la actual convocatoria de Osorio incluyó los nombres de 14 jugadores mexicanos que juegan en el extranjero y llegan a la concentración mexicana en calidad de estrellas, incluso algunos de ellos poniendo condiciones de asistir al llamado para representar a su país y esto no es algo nuevo, pues lo vimos en la convocatoria pasada, siendo mas específicos con Marco Fabian que dejó la concentración nacional a pesar de ser fecha FIFA para viajar de regreso a Europa y jugar con su club el Eintracht Frankfurt.

 

Es verdad que estos jugadores mexicanos que juegan en el extranjero han mostrado su talento por eso han sido fichados por sus equipos actuales, pero al momento de venir a representar a México mucho se ha hablado de la baja en el rendimiento y es cuando salen a la luz, muchos detalles en cuestiones éticas de los jugadores y los clubes en los que militan, los jugadores no meten la pierna, no llevan al limite sus jugadas, ellos mismos dosifican su esfuerzo buscando no sufrir alguna lesión y se vale pues de eso viven, pero ese tipo de actitudes son comprensibles cuando tienes un marcador de 3-0 a favor donde te puedes dar el lujo de bajar revoluciones pero no cuando estas abajo o vas perdiendo con un 3,4,5,6 o 7 en contra.

 

Osorio tiene una tarea complicada, hacer que todas estas estrellas puedan jugar en conjunto, pues a eso es a lo que le está apostando, pero Osorio debería más buscar una buena base mexicana que pueda ser complementada con el talento y desequilibrio aportado de los jugadores que vienen del extranjero, y más que alabar que la Selección Mexicana esta plagada de jugadores en Europa, lo correcto sería que México pueda lograr un nivel de juego mayor al mostrado en fechas pasadas en las que fue realmente exhibido por los rivales en turno.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.