[ Cerrar ]

“POLÍTICAS DEL PUEBLO”


Publicado el 14 de Mayo del 2017 8:05 p.m. OPINIÓNEl Clarín Por: Juan Bernardo Martínez Ventura



Por Juan Bernardo Martínez 

La palabra “política” en su origen etimológico (latín y griego) significa “de, para o relacionado con los ciudadanos”. Poco a poco la palabra ha estado modificándose aún en ambientes fuera del objeto de la ciudadanía, como por ejemplo aplicándose a “reglas y procedimientos” llamándolos “políticas”, ya sea empresariales o tecnológicos. UNO de los aspectos que analizaremos en esta columna, es la manera en que se afecta negativamente a los ciudadanos cuando ellos suponen que la política es propiedad únicamente de los políticos. Daremos un singular ejemplo:

En México existen muchos variantes negativas alrededor de los autos de combustión interna, algunas de ellas son que, a pesar de lo novedoso de los autos en su alta tecnología, de todos modos contaminan perjudicando el medio ambiente, además la gasolina que consumen tiene un alto precio, la economía de la mayoría de los mexicanos es limitada y lastimada por esto, también podemos sumarle los gravosos impuestos que se les aplican.  ¿Y eso qué tiene que ver con la política?, en adelante lo veremos.

EXISTEN actualmente tecnologías aplicadas en el uso de la energía eléctrica para la movilidad de autos, por cierto muy eficientes. Los automóviles eléctricos son una realidad, el consumo de la energía eléctrica es mucho más barato que el consumo de la gasolina, y además NO CONTAMINA el medio ambiente.

La gran preguntota es: ¿por qué el gobierno no realiza el cambio general y nacional de autos de combustión interna por autos eléctricos? La respuesta es: porque las políticas actuales NO lo permiten, no existen las políticas que apoyen y permitan el desempeño de este gran cambio. El gobierno dejaría de ganar el dinero de la venta de combustible y de cobrar impuestos por procedimientos como las verificaciones y disminuiría considerablemente la corrupción (la cual parece ser necesaria para los políticos en la actualidad). Además, el gobierno tendría que incentivar a las marcas fabricantes de vehículos para que adaptaran todos sus procedimientos para que suceda el cambio, entre otras muchas cosas que tendría que cambiar y hacer, en la creación de nuevas políticas que se requieran para que en México se haga este fabuloso proyecto. PERO a pesar de que sería de MUCHO BENEFICIO para los mexicanos y para la ecología Mexicana, los políticos no lo mencionan y muchos menos se acercan un poco a llevarlo a cabo. Una modificación como esta generaría cambios reales y positivamente evidentes e importantes para México y para los mexicanos, pero las políticas, los políticos y la política actual no lo permiten.

Hacer este gran cambio vehicular en México no es difícil. A pesar de que los procedimientos no son complicados, sí requieren de mucho trabajo que vale la pena hacer. (Primero) hay que acordar con la empresa propietaria de la tecnología, el uso de las patentes, (Segundo) diseñar la adaptación tecnológica entre las armadoras de autos, cada una con su propio diseño de cambio por modelo de auto, para que (Tercero) se sustituya la parte motriz de los autos de combustión por la tecnología motriz eléctrica nueva y especialmente diseñada de cada marca, quedando el mismo auto con las adaptaciones de tecnología limpia y nueva. (Cuarto) Los autos dejarían de consumir gasolina y los usuarios sólo pagarían un precio por uso de kilómetros recorridos dentro del país, (Quinto) el costo del cambio de modelo sería financiado por el gobierno y se estaría pagando dentro del monto de kilómetros recorridos (Sexto) Se harían las adaptaciones necesarias en la infraestructura nacional para dotar de cargadores, centros de cobro, capacitación tecnológica de la nueva ingeniería, adaptación laboral, etc. Todo lo necesario para que funcione, y, (Sexto) se trabajaría en más aplicaciones de nuevas tecnologías limpias. Este cambio se haría dentro de un lapso de 5 a10 años. Es muy viable hacer esto. Hay que mencionar que a los actuales fabricantes de autos podría parecerles difícil adoptar esta propuesta, pero eventualmente lo aceptarían porque es el rumbo de la industria automotriz y además porque ellos venden autos, no gasolina.

Muchos serían los beneficios para los mexicanos, pero se debe de entender que para que suceda es necesario generar las políticas requeridas para tales fines. Las políticas deben de ser fomentadas por el mismo pueblo para que sea una política en beneficio de los ciudadanos, vigilando que no impere la corrupción en ellas; además deben de ser los ciudadanos quienes las promuevan con sus representantes legítimos dentro del Congreso de la Unión, todo esto NO es imposible, solo requiere de la participación de los ciudadanos que deseen estos cambios.

Por todo esto (y por más ejemplos) nos podemos dar cuenta que la política no es propiedad de los políticos, es propiedad del pueblo. Y es muy importante que el pueblo sepa que debe de interesarse e involucrarse más en la política de lo que actualmente lo hace, porque hay una verdad que no puede negar: La política en México afecta directamente (para bien o para mal) la vida de todos los mexicanos.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.