[ Cerrar ]

Resiliencia


Publicado el 30 de Abril del 2018 9:24 a.m. OPINIÓNDe Corazón Dorado - Por: Javier Llausas



Por: Javier Llausás

La resiliencia se define como la capacidad de los seres humanos para adaptarse de manera positiva a situaciones adversas. En un principio, se interpretó como una condición innata, luego se adjudicó a factores no sólo individuales, sino familiares, comunitarios y culturales.

Los investigadores entienden pues la resiliencia como un proceso comunitario que llegan a manifestar ciertas sociedades a través de experiencias y actitudes.

Dorados cayó la noche del sábado en Culiacán y con la derrota se pospuso el sueño e ilusión de toda una afición que creyó en un grupo de jugadores y se hizo sentir desde el minuto uno del partido. Nada se le puede reprochar a la familia dorada que cumplió con creces ante la cita que teníamos una vez más para recuperar nuestro lugar en la Liga MX.

En los días previos al encuentro de vuelta platicaba sobre la importancia de la Familia Dorada con Carlos Herrera, periodista del diario el Economista (uno de los medios que mejor trabajo de investigación realiza en el país) y a quien textualmente le dije: “Cuando se conecta lo hace (al equipo) muy fuerte”.

Desafortunadamente a pesar de todos los esfuerzos realizados el tiempo transcurrió y el gol que al principio parecía cuestión de tiempo por la cantidad de veces que Dorados pisaba el área se fue diluyendo; siendo en el segundo tiempo cuando tras los cambios y con el pez tratando por todos lados de lograr el objetivo cuando Tapachula aprovechó para sentenciar el juego a su favor y llevarse el boleto a la final.

Existe autocrítica en todos los que formamos parte del equipo de Sinaloa, pues sabemos que la tristeza ante la oportunidad perdida no es poca cosa y es difícil reponerse a este tipo de derrotas. Sin embargo, el ejemplo para recuperarse esta vez proviene de la noble afición que muestra su lealtad y apoyo incondicional a través de diversos medios. No podemos olvidar que cuando el Gran Pez más los necesitaba, después de venir de la tristeza más grande que puede tener un club en el ascenso y de un primer semestre de torneo que pondría a prueba el más incondicional de los amores, su gente regresó para apoyarlo.

Será la resiliencia de la familia Dorada la luz que en la derrota guíe todos los esfuerzos para levantarse y buscar una vez más el sueño de todos, pues el tamaño del corazón demostrado por la afición es directamente proporcional a la alegría que se merecen.

Considero un privilegio formar parte de Dorados de Sinaloa, pero más aún trabajar para su afición.

 Gracias de corazón por hacerla de pez.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.