[ Cerrar ]

“RIESGO PERIODÍSTICO”


Publicado el 2 de Mayo del 2017 10:57 a.m. OPINIÓNEl Clarín Por: Juan Bernardo Martínez Ventura



 

Juan Bernardo Martínez Ventura

Reporteros Sin Fronteras, la organización mundial con cede en París, autollamada defensora y analista del periodismo mundial, con el slogan de “POR LA LIBERTAD DE INFORMACIÓN”, hace algunos días en su reporte de 2016, calificó a México como el líder de América Latina en riesgo periodístico. En esta ocasión me es necesario mostrar el corto pero sustancial texto, de cómo en su página de internet describen a México al respecto, y se lee así: “Patria de los cárteles de la droga, México sigue siendo el país más mortífero de América Latina para los periodistas. Cuando cubren temas relacionados con la corrupción de las autoridades (sobre todo de los gobiernos locales) o con el crimen organizado, los periodistas padecen intimidaciones, amenazas, pueden ser asesinados a sangre fría. Crímenes que suelen permanecer impunes. Esta impunidad se explica por la corrupción que reina en el país. Algunos políticos tienen vínculos estrechos con el crimen organizado. En el ámbito económico, el paisaje audiovisual mexicano se caracteriza por una extrema concentración: dos grupos poseen casi todos los canales de televisión”.

Repito, corta y sustancial descripción. Un número importante de periodistas en México han decidido dedicarse al periodismo de investigación, una actividad que se saben y aceptan como riesgosa, porque las personas afectadas por su investigación son políticos, delincuentes y empresarios vinculados por el común denominador de la corrupción. Y en sospecha de que hay algo escondido, les parece importante que sea de acceso y conocimiento público; y con bandera de la libertad de expresión, y del derecho de los ciudadanos para conocer la verdad, recaban la información necesaria, estructuran las pruebas de sus sospechas, publican su investigación y esperan los resultados y reacciones (normalmente incomodan a los investigados). Estas investigaciones resultan en varios modos, puede ser el inicio de acusaciones legales, la modificación de la opinión pública, o trágicamente en la muerte, persecución y opresión del periodista o sus allegados. Ciertamente, se requiere de mucha convicción y valor para ejercer esta actividad profesional.

Entonces, ¿Cuándo acabará esta opresión contra el periodismo de investigación?, ¿Cuándo los periodistas realizarán su vocación y profesión con libertad y protección, sin el temor del cumplimiento de la amenaza?, Esto sucederá cuando deje de existir la corrupción, o mejor dicho, cuando dejen de existir personajes corruptos, o los corruptos dejen de serlo.

Por lo pronto México tiene el tercer lugar mundial en violencia contra periodistas, un número creciente mes con mes de casos de intimidación, amenaza, desaparición y muerte de periodistas, sus familiares o colaboradores, casos que quedan impunes archivándolos sin seguimiento ni desenlace.

Para que México cambie y se convierta en un país sin corrupción, es necesaria la participación y actividad de los periodistas de investigación serios y responsables, que no llenen con crítica sus sospechas, sino que encuentren las pruebas y los hechos de los personajes investigados exponiéndolos al dominio público, con la intención clara de comunicar con verdad y libertad, independientes de los medios acaparadores de la información y con la responsabilidad del ser objetivos en su contenido.

La política de México debe de encontrar como una fortaleza a la actividad periodística, y defenderla con todas las herramientas legales que pueda establecer, al mismo tiempo que se castigue la falsedad de información, no pasando por alto la misma capacidad de los medios de decir mentiras persiguiendo únicamente sus intereses y mal informando a los ciudadanos. Hay que ser conscientes y aceptar que dentro del periodismo hay profesionales con precio de compra-venta al mejor postor, eso debe de ser perseguido y castigado.

Ciertamente hace mucha falta mejorar los criterios en todos los aspectos de la vida nacional para tener la capacidad social y ciudadana de valorar el esfuerzo y trabajo de los periodistas de investigación que son veraces, objetivos y valientes en realizar su trabajo con la mejor calidad posible. Mostremos indignación y molestia por la violencia contra periodistas.

Vivimos en un país en donde pasan cosas que como sociedad necesitamos conocer, entonces como sociedad apliquemos nuestra  obligación de involucrarnos en la defensa y apoyo a un periodismo verídico y sin violencia. Es parte de nuestra búsqueda de la verdad y de nuestro deseo de vivir en un mejor país. Apoyemos la libertad de expresión, expresémonos con responsabilidad, seamos agradecidos por ser informados con la verdad, apoyemos a los periodistas, al periodismo de investigación y a la libertad de prensa e información. COMUNIQUÉMONOS CON VERACIDAD.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.