[ Cerrar ]

“RIQUEZAS POBRES”


Publicado el 4 de Enero del 2017 2:02 p.m. OPINIÓNEl Clarín Por: Juan Bernardo Martínez Ventura



El contraste económico de la ganancia legislativa.

Hablando de los diputados federales que actualmente participan en la LXIII legislatura, y según su propia página de Internet

(http://www.diputados.gob.mx/preguntas.html), dentro de la sección de transparencia y en la pregunta más frecuente que tiene que ver con sus ingresos, explican que: La remuneración mensual de un Diputado se conoce como dieta, la cual corresponde a $74,000.00,  y que además gozan de dos apoyos económicos adicionales, el primer apoyo es por “Asistencia Legislativa”, que el apoyo económico que reciben los Legisladores para el desempeño de las funciones legislativas, (siendo $45,786.00); el segundo apoyo es por “Atención Ciudadana”, que es el apoyo económico que reciben los Legisladores para sus labores de gestoría que realizan en su carácter de representantes populares. ($28,772.00).

Además en la misma página hacen referencia a “apoyos económicos” que podrían recibir de acuerdo al cargo que tengan en funciones, como por ejemplo, al Secretario General “lo apoyan económicamente” con $151,444.00; adicional a su dieta y apoyos mencionados anteriormente. Y así varios etcéteras similares.

Podríamos hacer referencia como para calentarnos más la cabeza, de la manera en la que pagan sus impuestos o no, y hacen que varios gastos les sean reembolsados, incluso, haciendo mención de gastos que no gastan, pues, por ser diputados.

Con lo que hemos mencionado anteriormente podríamos, sin tener que dar más explicaciones, quitarle la “H.” al Congreso de la Unión, ya que la “H.” significa HONORABLE. El sentido original que hizo que la palabra Honor fuera incrustada en el título del Congreso fue para mostrar que los legisladores no tenían la intención de obtener beneficios personales y pretendían legislar sin mancha de corrupción o beneficios personales o tendenciosos, trabajando honorablemente a favor del pueblo.

La palabra Honor se queda fuera de contexto cuando aún en la estructura jurídica está vinculada con cualidad moral, acción en el deber de la virtud, mérito a lo congruente, heroísmo en la democracia, dejando atrás los compadrazgos y los partidismos. Si fueran Honorables y sin quitarles el derecho de recibir un sueldo por una labor justa, recibirían lo que corresponde a un líder de un distrito, rondaría su sueldo alrededor de los 45 mil pesos mensuales, con prestaciones de un servidor público normal y sin apoyos económicos adicionales por HACER SU TRABAJO por la que fueron elegidos.

No creo que ningún diputado se haya postulado sin saber que su trabajo sería el de  legislar, que siendo representante popular, debería de atender debidamente, con respeto y equidad a los ciudadanos, sin egoísmo ni vanidad, es decir con Honor. Con un pago justo por su dedicación y SIN BONOS NAVIDEÑOS.

Le quita la “H.” al Congreso el que los Diputados Federales tengan la habilidad de establecerse sus dietas mensuales y apoyos económicos sin sentido (y fuera de los parámetros de sueldos nacionales), dando muestra de la necesaria reingeniería dentro de la estructura legislativa para impedir el cinismo que parecen tener por naturaleza y requisito valioso para la ocupación de sus cargos (hablando de todo el Congreso), además básicamente es totalmente incongruente en cualquier asignación presupuestal pública esta discrecionalidad de gasto. Le quita la “H.” al Congreso el que los Diputados Federales tengan la habilidad de autorizar pagos adicionales a sí mismos como bonos navideños, la cual justificación es por “los gastos de temporada”, siendo que hace muestra de un “aprovecharse” de la temporada y de las lagunas legales que al ser inexistentes podrían impedir tal muestra de “gandallismo” político.

Le quita la “H.” al Congreso el que los Diputados Federales tengan la idea de ganar dinero, poder e influencias al obtener un puesto de elección popular y representación muy cercana a los ciudadanos que sirve, además de que la palabra “servicio” pierde todo valor en cuanto hay un interés premeditado de obtener un beneficio propio. Le quita la “H.” al Congreso el que los Diputados Federales sepan que van a obtener riqueza debido a que no hay leyes para impedirlo, cuando son ellos quienes deberían de establecer esas leyes pero no lo hacen.

Prácticamente ganar dinero bajo estas condiciones no se trata de Honor, sino de enriquecimiento ilícito, digno de vergüenza por su inmoral y cínico proceder. Son riquezas pobres, pobres diputados con su riqueza. Le quitan la “H.” a su Congreso.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.