[ Cerrar ]

Se corto la cabeza del SNTE, pero la raíz sigue creciendo y en expansión


Publicado el 14 de Julio del 2015 12:19 p.m. OPINIÓNISTAR MEZA



 

Aunque el supuesto de un sindicato es la búsqueda de un bienestar social, en el SNTE esto resulta contradictorio, pues lo que parece es que Elba Esther fue únicamente una escuelita de corrupción para todos los que forman parte del magisterio, ya que los escándalos se siguen presentando y cada vez con mayor frecuencia, de tal manera que aunque se corto la cabeza, la raíz sigue creciendo y expansión.

Como producto de la fusión de todos los grupos magisteriales, residuos de sindicatos, sindicatitos, federaciones y confederaciones de profesores, tras una negociación que efectuó en la ciudad de México el Congreso de Unidad el 26 de diciembre de 1943, surgió el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE). En un principio, la idea del Magisterio se constituyó con la finalidad de planear esencialmente las situaciones de aprendizaje,  una labor que debe ser realizada de manera cuidadosa en el marco de la ética y el dominio de habilidades pedagógicas que le permitan al docente ser agente efectivo del proceso de aprendizaje, dar cumplimiento a los requerimientos académicos y profesionales que esta actividad exige, para orientar a los alumnos con el objetivo de lograr que obtengan conocimientos útiles para la vida.

Lo cierto es que la realidad ha sido otra, pues en la actualidad son cada vez menos los que cumplen con esta imagen, de ahí que la representación del maestro en México que antes era considerada como el de modelo o un líder en la sociedad, se ha estado viendo expuesta a un proceso de devaluación constante y una premiosa degradación de su figura. El magisterio ha estado envuelto por una serie de escándalos palpables, durante un largo tiempo la dirigencia en turno del sindicato magisterial ha sometido el voto de sus asociados, por enormes cuotas de poder, ha representantes de cargos relevantes en la administración pública, gubernaturas, senadurías, diputaciones, presidencias municipales y, recientemente, conformó su propio instituto político, el Partido Nueva Alianza (PANAL).

El 23 de abril de 1989 asume las riendas del SNTE Elba Esther Gordillo Morales, en 2004 la lideresa chiapaneca cambia las reglas del juego para convertirse en presidenta del Comité Ejecutivo Nacional. Trono que le sirvió para hacer lo que le vino en gana: se dice que dispuso de las cuotas de los trabajadores, le dio la vuelta al mundo, adquirió bienes, muebles e inmuebles al por mayor. Debido a una de las tan mencionadas algarabías que cometió la ex lideresa, el PRI la expulso en 2006, razón por la que decidió formar su propio partido político; se aseguró que intentó convencer al entonces gobernador de Tamaulipas de que moviera la maquinaria gubernamental para que decantara su apoyo en favor del PAN en las elección presidencial.

Así como este aquelarre, fueron varios más los que le siguieron a la ex líder magisterial, por mencionar algunos, está el caso tan mencionado en el 2008 de 59 camionetas Hummer que pretendía regalar a sus secretarios generales y que fueron compradas con recursos del SNTE, la recompensa de 13 mil 400 dólares que ofreció para quien entregara a su perro de la realeza europea del siglo XVI que se encontraba perdido, el pleito que tuvo con la ex candidata a la presidencia del PAN, Josefina Vázquez Mota, quién aseguró en un spot que el PRI y Elba Esther Gordillo ya habían pactado para frenar el avance de la educación en el país. Por no hacer más alarde y para finalizar con estos escándalos que implican a Elba Esther Gordillo, les menciono los al menos 67 millones 900 mil pesos en propiedades que tiene solo en zonas residenciales del DF, según datos del Registro Público de la Propiedad. Sus casas y departamentos se ubican en zonas como Polanco y Las Lomas, y el conocido caso del penthouse de 7 millones de pesos que se ubica en el número 7 de la calle Galileo, en Chapultepec.

Para su fatalidad el sueño que vivía fue interrumpido por la Procuraduría General de la República (PGR) el 26 de febrero de 2013, el gobierno de Enrique Peña Nieto la apresó y anunció que con dicha acción  iniciaba un proceso de saneamiento y lucha contra la corrupción sindical, misma que se había propagado durante  el mandato de la también fundadora del partido político Nueva Alianza, por lo que en la actualidad su penthouse se encuentra en el penal  femenil de Tepepan en el Distrito Federal.  Aunque se dice que tiene la fortuna mal habida de estar intacta, para cuando regrese a su residencia en Polanco, Lomas o Chapultepec. Lo seguro es que la magnífica detención respondía a conflictos políticos y no a un verdadero proceso de transformación del sindicato más importante del país, pues los hechos manifiestan que la corrupción sindical no se acabó con la aprensión de la ex lideresa sindical.

Lo que ahora resulta es que por la edad y por su deteriorado estado de salud, Elba Esther Gordillo, pudiera purgar su pena o esperar sentencia desde su casa, aunque algunos analistas políticos señalan que sería una contradicción del gobierno de Enrique Peña Nieto que después de acusar al PAN de haber entregado la educación a Gordillo Morales, al mismo tiempo la deje salir de la cárcel.

Está muy claro, que el grupo magisterial tienen todavía la visión de su ex lideresa y ahí permanecen estancados, buscando los beneficios propios, líderes empapados de privilegios y dotes que ellos mismos se asignan, han olvidado que el éxito proviene de la modernización, del desarrollo cultural, de un ritmo de crecimiento, de evolución y evaluación en materia educativa. 

 

istar.meza@gmail.com

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.