[ Cerrar ]

Seamos congruentes


Publicado el 20 de Marzo del 2018 8:53 a.m. OPINIÓNRocío Labastida



Por: Rocío Labastida

 

Los niños aprenden lo que viven, de nada sirve que les digamos que cuiden su salud, si a usted lo ven fumando y tomando, de nada sirve que les digas que sean correctos o amables si ven que usted les grita a sus empleados, o usa groserías en el tráfico.

Las palabras, son sólo vocablos, el ejemplo es el que arrastra.

Ellos ven, oyen y perciben como se comportan sus padres, y van a imitar lo que ven, principalmente. Son replicadores de lo que ven en su familia y en su entorno, así que si queremos que nuestros hijos sean diferentes, debemos ser conscientes de ello:

 

SI LOS NIÑOS VIVEN CON:

  • Crítica, aprenden a condenar
  • Hostilidad, aprenden a pelear.
  • Miedo, aprenden a ser aprensivos.
  • Lástima, aprenden a sentir pena por ellos mismos.
  • El ridículo, aprenden a sentir timidez.
  • Celos, aprenden a sentir envidia.
  • Avergonzados, aprenden a sentir culpa.
  • Estímulo, aprenden a tener confianza
  • Tolerancia aprenden a ser pacientes,
  • Amor, aprenden a amar
  • Aceptación, aprenden a tolerar y perdonar.

Así que si queremos que nuestros hijos sean mejores seres humanos, revisemos que les estamos ofreciendo, y que ejemplo les estamos dando, y tratemos también nosotros de ser mejores seres humanos, eduquemos y vivamos en congruencia, es decir, en relación lógica entre lo que pensamos y deseamos y lo que hacemos, solo así podremos ser un mejor ejemplo y formar mejores ciudadanos.

Namaste.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.