[ Cerrar ]

Ser maestra; un sueño de la infancia


Publicado el 19 de Mayo del 2019 7:17 p.m. CAPITALCAPITAL



La maestra Yuliana nos cuenta que le motivó ser maestra de educación especial

NN Noticias/ Sulen Aguilar

Uno de los sueños que más recurrentes que tenemos cuando somos pequeños es el ayudar a la gente, ya sea siendo doctor, abogado, bombero, policía o maestro, ello nos motiva a estudiar más y aprender para poder enseñar lograr aquel sueño tan anhelado. Tal era el sueño de la maestra Seyren Yuliana Serrano Sosa de segundo grado en escuela primaria, nos cuenta que desde que era pequeña quería ser maestra a pesar de que sus padres no practicaban la docencia, le gustó esa profesión para poder enseñar lo poco que ella sabía, jugaba con sus muñecas o amigas a la escuelita donde por supuesto ella impartía las clases y dejaba volar su imaginación, al sumar 2 por 2. La maestra Yuliana como es conocida entre sus alumnls nos cuenta como de ser una maestra como cualquier otra decidió ser una maestra de educación especial, esto al ver el primer programa del teletón, un programa televisivo que recauda dinero para poder hacer centros de rehabilitación integrales para las personas de capacidades diferentes, fue cuando Serrano Sosa, le conmovieron las historias de los niños que ahí se presentaban y fue cuando ella decidió que a esos niños especiales quería educar y enseñar. Fue entonces que entro a la Escuela Normal de Especialización del Estado de Sinaloa donde desde hace 30 años se forman profesionales en educación especial mismos que se integran a las filas de la educación principalmente las Unidades de Servicio y Apoyo a la Educación Regular (USAER) y El Centro de Atención Múltiple (C.A.M.) pero también como maestros de grupo en escuelas de educación regular del sector público y privado. Esto sin duda, ha sido muy importante para el sistema educativo quien cuenta con un programa de inclusion para niños com capacidades diferentes, pues en Sinaloa no existen escuelas especiales para estos niños, ya que son incluidos en los grupos de clases con niños "normales" con esto se ha podido ampliar la cobertura en la atención de esta población escolar. Actualmente, la maestra Yuliana da clases en una escuela pública donde atiende a un grupo inclusivo, donde asisten niños normales y con capacidades diferentes, ya sean motrices o de aprendizaje, hot en día la mayoría de las escuelas primarias preescolares y secundarias públicas cuentan con maestro de educación especial quién se encarga, en colaboración con todo el colectivo docente y los padres de familia, de propiciar las condiciones para que todos puedan participar y tener experiencias de aprendizaje significativas ajustadas a su realidad específica, sea ésta alguna discapacidad o alguna otra condición que limite su pleno desarrollo en la escuela. Esto quiere decir que los maestros de apoyo, como también se les conoce, deben de trabajar con aquellos alumnos que presentan necesidades educativas especiales para desarrollar en ellos habilidades, herramientas para que puedan resolver las situaciones cotidianas y aprender lo que se enseña en la escuela, pero también con los demás alumnos, con los maestros de la escuela y con los padres para reducir o eliminar las barreras para el aprendizaje y la participación que están presentes en las escuelas y en las familias, es decir que, se debe trabajar con la comunidad escolar porque se requiere realizar cambios en la organización de las clases o en las expectativas de padres y maestros para favorecer su inclusión. Serrano Sosa nos comenta que aveces se apoya de algunos maestros llamados sombra, que son también maestros de Educación Especial que acompañan a los maestros de grupo o de asignatura en el diseño y aplicación de ajustes en su forma de dar la clase, también en la evaluación y los materiales de trabajo entre otras cosas. Con los padres se toman acuerdos para el seguimiento de actividades extraescolares, la atención médica y psicológica según lo requiera el caso. Y con los alumnos, evaluando sus capacidades y áreas de oportunidad para que a partir de ello se diseñen planes estratégicos para su desarrollo integral. Esto cambia la idea que se tiene sobre el maestro de educación especial porque su presencia en las escuelas no se limita a ser un tipo sombra de él o los alumnos con discapacidad, sino de aportar en el fortalecimiento de la capacidad de las escuelas para atender a la diversidad, en todas sus manifestaciones. La maestra Yuliana comenta que su mayor satisfacción es ver como sus alumnos aprende y evoluciona en el ámbito escolar, el ver los resultados de sus enseñanzas al presentar algún examen, que niños que salían bajos al principio captaron su manera de enseñar y aprendieron algo, expresa que ser maestra es la mejor decisión que ha tomado en su vida al ver a sus alumnos crecer y que regresen a su aula sólo a abrazarla o demostrarle el afecto que le tienen aunque ya no sea su maestra.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.