[ Cerrar ]

Un inicio complicado


Publicado el 20 de Agosto del 2018 10:15 a.m. OPINIÓNDe Corazón Dorado - Por: Javier Llausas



Por: Javier Llausas

Ver a Dorados de Sinaloa en los últimos lugares de la tabla de la liga de ascenso no es normal para todos los que conformamos la gran familia Dorada.

Ni afición, jugadores o medios de comunicación esperaban que tras tres encuentros disputados el pez aún no haya logrado su primera victoria del campeonato, aunque es necesario analizar el panorama completo de lo que sucedido con nuestro equipo.

Dorados tiene un plantel con potencial pero que se tuvo que ajustar a muchos cambios a su alrededor y no solo de jugadores, pues el estadio de casa se sometió a una remodelación que hizo que iniciáramos el torneo con dos visitas consecutivas y un descanso. Esto quiere decir que el gran pez tiene un juego menos disputado que la mayoría de los clubes de la categoría, por lo cual tras la derrota en Ciudad Juárez y el empate a Celaya nuestro equipo cayó el último lugar.

Después, el tercer juego y la primera derrota en casa frente a Potros UAEM caló hondo en la afición y medios de comunicación que siguen al pez, ya que tras un juego trepidante y aguerrido frente a las águilas del América en la Copa MX entre semana, Dorados de Sinaloa dio una de sus más pobres actuaciones de los últimos dos años en casa al no poder generar peligro en la zaga de un rival que sólo vino a Culiacán a encerrarse y buscar el contragolpe.

Perder contra uno de los equipos más modestos de la división provocó preocupación en la afición y un sentimiento de desencanto que provocó que más de uno diera por perdido el torneo y pensara que el inicio es irremediablemente una tendencia.

¿Hemos empezado mal? Sí. ¿Tenemos problemas y debemos mejorar? ¡También!, ¿Cuenta Dorados con elementos capaces de sacar la situación adelante? ¡Por supuesto! Nuestro equipo tiene recursos y elementos dentro de su plantel para darle giro al complicado inicio de torneo y revertir lo que comenzó mal. Sin embargo, es necesario tener una actitud ganadora, no desesperarse y trabajar duro en aspectos como la definición y generación de ataque.

El mal paso tiene solución. Fuera de la cancha nos corresponde exigir en la tribuna garra y corazón, pero también debemos apoyar y hacer sentir el respaldo a nuestros jugadores presionando al rival y haciendo pesar la pecera. En Dorados como en toda familia ganamos y perdemos todos, faltan quince puntos por disputar en casa y juntos afición y equipo vamos a ir por ellos.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.