[ Cerrar ]

Un relato sobre la percepción y el posible triunfo de Meade


Publicado el 16 de Abril del 2018 1:44 p.m. OPINIÓNMiguel Alonso Rivera Bojórquez



Por: Miguel Alonso Rivera Bojórquez

 

Sobre el resultado que podría tener -la Gran Elección del 2018 en México- cada quien es libre para decir lo que considere verdad -en el universo de la percepción de la realidad- pero lo más cierto es que los políticos –con partido y sin partido- son como las inversiones de riesgo que fluctúan en una posición desconocida cuyo costo-beneficio solo puede determinar el futuro.

Dos acciones de esta semana ​del sistema de justicia en México podrían modificar las preferencias electorales y diversos análisis sugieren que el Estado mexicano ha intervenido directamente porque eso es precisamente lo que se pretende: influir en el ánimo del electorado.

Por un lado, el gobernador de Chihuahua Javier Corral y su lucha con el Poder Judicial de la Federación luego de que un juez federal resolviera tomar el caso de Alejandro Gutiérrez, ex secretario general del PRI acusado de desviar 250 millones de pesos a campañas de ese partido en contubernio con el ex gobernador César Duarte. De esta manera, este proceso local pasa a la federación y el gobernador acusa que el Presidente Enrique Peña Nieto intenta cobijar con un manto de impunidad este caso. Corral, alguna vez pretendió ganar la dirigencia nacional del PAN y perdió ante Anaya; ahora como gobernador panista de Chihuahua manifestó que conoce la operación inmobiliaria por la que Anaya es investigado por la PGR, y denunció que Los Pinos utiliza el poder judicial para quitar a Anaya de la boleta electoral.

Por otro lado, el hecho de que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación resolviera incluir a Jaime Rodríguez, El Bronco, como candidato independiente en el proceso electoral a pesar de las anomalías denunciadas se le atribuye también a la intromisión del Presidente Enrique Peña Nieto y genera análisis encontrados sobre el papel que jugará y a quién le “robará votos”. El duelo entre Bronco y Andrés Manuel López Obrador es evidente. Bronco confiesa: “Voy por AMLO”.

Al único candidato que benefician estos hechos es al candidato del PRI, José Antonio Meade Kuribreña.

Hay quienes sospechan, que todo esto se fraguó el primer martes de abril, en la celebración del cumpleaños 70 de Carlos Salinas de Gortari (nació el 3 de abril), casado con Ana Paula Gerard Rivero, nieta de Berta Azcárraga Vidaurreta, hermana de Emilio Azcárraga Vidaurreta, padre de Emilio Azcárraga Milmo, “El Tigre”, fundador de Televisa, quien en 1993, con motivo del éxito de la telenovela “Los Ricos También Lloran” declaró a Proceso:

“México es un país de clase modesta muy jodida, que no va a salir de jodida. Para la televisión es una obligación llevar diversión a esa gente y sacarla de esa triste realidad y de su futuro difícil. La clase media, la media baja, la media alta. Los ricos, como yo, no somos clientes, porque los ricos no compramos ni madre”.

Si el cumpleaños de Salinas se consideró un cónclave del poder para planear tales estrategias, otra oportunidad lo puede ser el último martes de abril, en el aniversario de bodas del dueño de la constructora Gia, cuñado de Salinas. El 24 de abril de 1999 se casaron Catalina García Murray e Hipólito Gerard Rivero. Hipólito Gerard Rivero, hermano de la esposa de Carlos Salinas de Gortari, es director de la Constructora y Edificadora GIA, empresa que se ha hecho cargo de diversas obras públicas federales en administraciones del PRI, PAN y PRD. El dinero no tiene distingo partidista.

Quizás “El Tigre” Azcárraga tenía razón: actualmente una sopa Maruchan y una coca cola en envase de vidrio cuesta en un Oxxo menos que un litro de gasolina Premium, conocida como Roja. Cuesta menos también que un litro de gasolina roja un bote de cerveza, un litro de coca cola, un litro de leche o un kilo de tortillas. “Los ricos no compramos ni madre”, dijo Azcárraga Milmo. Los ricos tampoco saben los precios micro, lo básico, seguramente el Presidente de la República, si le preguntan, ignore –como ignora muchas cosas- que una Maruchan y una coca cuestan 19 pesos, centavos menos que un litro de gasolina roja. Pero sí algo conoce bien quien ocupa la silla de Los Pinos y quienes hacen usufructo del poder, es mover los hilos para que suceda lo que hasta ahora parece imposible: el triunfo de José Antonio Meade Kuribreña el 2 de julio de 2018.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.