[ Cerrar ]

¡Vamos a ganar!


Publicado el 23 de Abril del 2018 9:09 a.m. OPINIÓNDe Corazón Dorado - Por: Javier Llausas



Por: Javier Llausás

Después de un par de cerrados encuentros frente a Celaya FC, Dorados de Sinaloa se instaló en las semifinales de la liga de ascenso enfrentando el pasado miércoles a Cafetaleros de Tapachula en el encuentro de ida.

El rival, que cuenta con viejos y queridos conocidos de la familia Dorada, salió a apretar a nuestros peces que no supieron durante toda la primera mitad descifrar el planteamiento del cuadro de Chiapas y peor aún se vieron abajo en el marcador por dos goles a cero apenas al arranque del segundo tiempo. No necesitaría decirles el ambiente que se vivía mientras veíamos el juego y lo tenso que se puso su servidor entre el minuto 45 y 60, pues era claro que Dorados necesitaba de manera urgente anotar el valioso gol de visitante.

Fue ahí donde Dorados sacó la casta y mientras Cafetaleros ajustaba para matar el juego el profesor Ramírez movió sus piezas, sacudió la formación y asegurando quien parara los contragolpes del rival le otorgó más libertades a los atacantes del pez que comenzaron a pisar el área rival.

Cuando parecía que con una brava reacción de Dorados nos traíamos un empate con sabor a victoria, un descuido de la zaga, producto tal vez de la tremenda adrenalina que se vivía y del orgullo del rival que buscaba sacar ventaja de su terreno nos pasó factura y de último minuto perdimos tres goles contra dos.

El futbol y la historia de Dorados son así, sacamos la casta cuando todo parecía perdido pero el destino quiere que si vamos a calificar a la gran final sea ganando en el marcador en casa y no especulando un empate en tiempo completo.

El Gran Pez siempre ha estado más cerca de los goles de último minuto, de las remontadas épicas, de momentos inverosímiles, de la magia de su gente y de su cancha… así nos tocó vivir.

Prefiero mil veces sufrir, gritar, gozar en el límite del último minuto con mi equipo que vivir una vida de aficionado tranquila de la mano de algún equipo “de tradición”. Construir cuesta y todos los que apoyamos al equipo de Sinaloa tenemos bien claro que nada en este barco ha sido fácil.

El ver los rostros decididos de nuestros jugadores de regreso en Culiacán, las filas en taquillas del estadio por obtener un boleto y leer todas las muestras de apoyo de la familia Dorada me hace creer más que nunca el que sábado vamos a calificar a la gran final, ¡Vamos a ganar!

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.