[ Cerrar ]

Venta en tianguis es una forma de obtener ingresos en tiempos de escasez laboral


Publicado el 31 de Agosto del 2015 4:01 p.m. CAPITALCAPITAL



En Culiacán hay ocho tianguis que operan en diferentes días de la semana

NN Noticias / Guillermo Barraza

 

Los tianguis son una forma de comercio que ha existido en México y Centroamérica desde la época prehispánica. Existen modalidades similares en muchos países como Estados Unidos, España, Tailandia, Reino Unido, etcétera. Por siglos, muchos consumidores han preferido este canal de venta sobre los canales modernos. Esto quiere decir que algo se está haciendo bien y los clientes lo valoran.

En los últimos cinco años, los tianguis de la ciudad han "crecido" un 25 por ciento debido a la falta de empleos formales, señaló el coordinador de Mercados del Municipio. Arturo Vásquez dijo que mientras que antes se instalaban principalmente los fines de semana y por temporadas, hoy operan todos los días y todo el año, aún cuando para el Municipio no constituyen una fuente de ingresos significativa.

En Culiacán existen alrededor de ochos tianguis, ubicados en las colonias Felipe Ángeles, López Mateos, Laureles Pinos, Antonio Nacayama, Guadalupe Victoria, Lombardo Toledano, Aguaruto, cinco de febrero y el que ya cuenta con 20 años de tradición y que integra el mayor número de puestos, es el Huizaches, que los domingos aglutina entre 2 mil 200 y 2 mil 500 vendedores, siendo el 85 por ciento fijos y el resto esporádicos.

Los asistentes, la mayoría de escasos recursos, encuentran nuevos o usados, ropa, zapatos, maquillaje, herramientas, alimentos preparados, así como frutras y verduras. Pero en algunos puestos se ofrecen, equipos de cómputo, teléfonos celulares, cámaras de video y fotográficas, video juegos,  artículos para bebe y hasta pueden salir con un cambio de look ya que también se realizan cortes de cabello en las calles de los tianguis; hasta la mercancía que menos imaginas podrás encontrar en los tianguis de las ciudad… Todo esto a precios muy bajos por lo que los cientos de asistentes se van con las manos llenas sin gastar grandes cantidades de dinero, sin importarles de donde provienen los objetos que compran, algunos de ellos obtenidos de manera ilícita.

Margarita “N” quien fue los fundadores del tianguis de los Huizaches hace 23 años, comentó que fue la necesidad la que la orilló a vender ropa usada y juguetes, quien obtiene ahí mismo en el tianguis los artículos que seis días a la semana oferta en diferentes lugares de todo el municipio,  “la compro a un precio, la lavo, la plancho y la vendo mas cara”, dijo Margarita.

Puntualizó que vende desde trescientos, y cuando hay buenas ventas genera ingresos hasta por seiscientos pesos, expresó que es el único sustento de su hogar, es jefa de familia y no cuenta con ningún apoyo por parte de los tres niveles de gobierno, por lo que la venta de ropa de segunda mano es su única fuente de ingresos para sacar adelante a sus tres hijos, “con esto los mantengo, como tengo una niña chiquita no puedo agarrar un trabajo de tiempo completo porque no me alcanzaría el tiempo para llevarla a la escuela o recogerla”.

Por su parte el señor Roberto Suárez quien desde hace treinta años vende ropa semi nueva, precisó que desde hace cuatro años se ha resentido mucho la crisis económica, por lo que no vende nada, no saca ni para pagar el derecho a piso que es de 30 pesos por cada 3 metros, su puesto equivale a tres locales por lo que paga 90 pesos en el tianguis de los domingo.

El adulto puntualizó que si bien sus hijos le mandan dinero para la manutención de él y su esposa, quien se encuentra enferma por lo que es necesario que venda ropa para pagar las medicinas que necesita, además de que recientemente tuvo un accidente por lo que se le ha complicado mucho poner su puesto.

La señora María Elena Velarde tiene 14 años vendiendo y gana mínimamente entre 400 y 600 pesos, reconozco que no hay casi venta, “ya no vende uno como antes, yo invertía dos mil pesos, los sacaba rápido e iba y surtía otra vez, ahora no, ahora tarda más uno”, dijo la señora de 70 años.

La locataria que vende artículos de entre 30 y 60 pesos declaró que está consciente de que las personas que acuden a los tianguis es porque no pueden asistir a plazas comerciales a comprar cosas “caras” por lo que dijo “yo considero a la gente, según como veo a la gente veo el precio”.

El encargado del departamento de mercados y comercio en la vía pública Arturo Vázquez Carrillo reconoció que no hay una logística o planeación en los tianguis de la ciudad, los puestos no están acomodados por giros, están todos mezclados, por lo que es común ver espacios de venta de alimentos junto a locales de corte de cabello.

Expuso que la comuna esta consiente de que muchas familias de Culiacán obtienen su sustento de esta forma, “La situación viene bien difícil, la crisis en la economía está muy fuerte y las personas buscan como sobresalir, sacar para comer, es una solución, si no encuentran trabajo dicen vamos a vender y solicitan un espacio, si hay espacio ahí se les acomoda”, argumentó Vázquez.

Expuso que con el derecho a piso que es de 30 pesos en el tianguis de los Huizaches y 20 pesos en los demás tianguis, el ayuntamiento realiza ciertas actividades en pro de la ciudadanía, además de que también parte de este ingreso se destina a la limpieza de los espacios donde se establecen los tianguis, así como que los vendedores tienen la oportunidad de colocarse a las cinco de la mañana y se tienen que retirar a las dos de la tarde.

Asimismo al ser cuestionado sobre la vigilancia que se tiene de que los productos sean legales y de que los alimentos se encuentren en buen estado, puntualizó que no, que son otras las instancias que deben de supervisar eso, pero desconoce si llevan a cabo su labor, a su vez destacó que se envía patrullas de la policía municipal y de tránsito, para la tranquilidad de los compradores.

 

 

NN Noticias Sinaloa 2015. Todos los derechos reservados.